YPF vale menos que lo que el Gobierno pagó a Repsol por la mitad de la empresa

En el último año, la acción en Wall Street cayó casi 60% y se opera debajo de los 15 dólares. La capitalización de mercado se redujo a USD5.850 millones. Por el 51% de las acciones, Argentina emitió deuda por USD6.000 millones

 

La capitalización bursátil de la petrolera YPF, la empresa más grande de la Argentina y un activo de referencia para los inversores del exterior, quedó debajo de los USD 6.000 millones, en USD 5.850 millones, menos que el total comprometido en el vencimiento de Boden 2015 del próximo 3 de octubre (unos USD 6.500 millones), e inferior al que el Gobierno argentino acordó pagar a Repsol por el 51% de las acciones de la compañía, unos USD 6.000 millones en bonos, que al contabilizar capital e intereses asciende a unos 10.000 millones de dólares.

La acción de la petrolera estatal YPF se negoció en Wall Street a 14,95 dólares, su valor más bajo desde el 8 de julio de 2013. En el transcurso de 2015 YPF retrocedió 43% desde los USD 26,47 en que finalizó 2014. En los últimos doce meses, el desplome de la cotización acumula un 59,4% desde los USD 36,88 del 29 de septiembre del año pasado.

La capitalización bursátil (Market capitalization) es el valor de una empresa que surge de multiplicar el precio de una acción por la cantidad de títulos emitidos por la cotizante. Si un inversor contara con todo ese dinero, teóricamente, podría hacerse de todas las acciones de una compañía y convertirse en su dueño. Dicho precio financiero difiere de un valor real estimado por la suma de todos los activos físicos de una compañía (maquinarias, terrenos e instalaciones, vehículos, etcétera), conocido como el valor empresarial (Enterprise value), que en el caso de YPF es hoy de 11.660 millones de dólares.

La presidente Cristina Kirchner anunció en abril de 2012 el envío de un proyecto de ley al Congreso para expropiar el 51% del paquete accionario de la petrolera, en manos de la española Repsol. Tras dos años de conflicto, el Estado argentino resolvió en mayo de 2014 la emisión de títulos públicos por unos USD 6.000 millones en el marco del convenio por el resarcimiento a Repsol.

Los títulos que fueron transferidos a la empresa española fueron la ampliación de la emisión de Bonar X por un monto de USD 800 millones, Discount 33 por USD 1.250 millones, Boden 2015 por USD 400 millones, Bonar 2024 por USD 3.550 millones y una Letra del Tesoro porUSD 150 millones, como contragarantía de la fianza solidaria a ser otorgada a Repsol correspondiente a los tres primeros servicios de intereses de los Bonar 2024.

En su momento, los funcionarios del Palacio de Hacienda estimaron que la Argentina estaba asumiendo un costo ventajoso por los títulos en manos de Repsol, pues en abril de 2012 las acciones habían caído debajo de los 15 dólares (un precio casi idéntico al actual), desde los casi 40 dólares que cotizaban en enero de aquel año, cuando comenzaron a