YPF admite que deberá importar más combustible de lo previsto

El presidente de la petrolera YPF, Miguel Galuccio, reconoció que tras el incendio en la refinería de Ensenada la empresa deberá importar más combustible del que tenia previsto para este año.

En una conferencia de prensa Galuccio destacó que YPF tendrá que aumentar sus importaciones a un nivel de entre el 15 y el 16 por ciento de su producción desde el 10 por ciento que importa actualmente para abastecer el mercado doméstico de hidrocarburos.

El titular de la compañía admitió que «posiblemente tengamos que importar un poco más, un 6% más de lo que teníamos previsto». Aunque lo respaldó con que «no tenemos problemas de dinero para contemplar esta situación; comparado con la dimensión que tiene YPF, esto tiene una magnitud pequeña«.

«Vamos a asegurar el abastecimiento total de nuestras estaciones de servicio«, afirmó Galuccio, quien además subrayó que no habrá aumentos de precios. 

La refinería de La Plata, la más importante del país, se inundó hace una semana durante el fuerte temporal que azotó la región bonaerense y recibió 315 milímetros de lluvia en seis horas, cuando el máximo histórico mensual de la zona era de 271 milímetros. El sistema de tratamiento de efluentes de la refinería está preparado para recibir y procesar 95 milímetros de precipitaciones en seis horas, por lo que el temporal anegó la planta e hizo desbordar una pileta de procesamiento de agua con una capa de combustible sobrenadante por la refinería, de 400 hectáreas de extensión.

El agua con combustible llegó al horno de carbón Coke A, que pese a que había sido apagado todavía estaba con muy altas temperaturas, y desató el incendio, relató Galuccio.

Antes del siniestro, la refinería procesaba 28.500 metros cúbicos de combustible por día. El incendio obligó a suspender todas las actividades y el domingo pasado volvió a funcionar la planta de procesamiento denominada Top IV, que produce 4.000 metros cúbicos diarios.

En los próximos días entraría en funcionamiento la planta denominada Topping D, que llevaría el nivel de refinación a 16.000 metros cúbicos diarios. «El topping C, estaba al lado del Coke A, fue dañado y estamos calculando que nos podría llevar entre 30 y 45 días ponerlo en funcionamiento. Entre uno y dos meses es lo que pensamos que nos llevaría tener en funcionamiento el Topping C», que llevaría la producción total a 24.000 metros cúbicos diarios, señaló el CEO.

Por lo que la unidad de destilación averiada en la refinería más importante de Argentina volverá a funcionar en un plazo de 30 a 45 días.

«Para el tamaño de la compañía, el costo (del siniestro) no es un costo que tenga una magnitud importante, estamos más preocupados por la diferencia que tenemos de capacidad y la reducción de capacidad que tenemos de 4.500» metros cúbicos, indicó el ejecutivo. La empresa cuenta además con un seguro de los daños y el lucro cesante.

Galuccio aseguró en tanto que el incendio «no alteró los planes de inversión» de la petrolera, que ya firmó convenios de cooperación con la petrolera Dow Chemical y está «muy avanzada» la negociación con Chevron. «No tenemos problemas de dinero para campear esta situación», subrayó el titular de la petrolera.

<