Uruguay consiguió u$s 1200 millones y pagó 4,5%

Uruguay colocó ayer un bono global en dólares con vencimiento a 2027 por u$s 1205 millones a los que sumó u$s 500 millones para pagar deuda corta. La emisión es parte de una operación de gestión de deuda que busca recomprar obligaciones y extender el perfil de vencimientos. El rendimiento del título colocado ascendió a 4,475%, o 245 puntos básicos sobre los papeles del Tesoro de Estados Unidos. El gobierno de Uruguay, que tiene grado de inversión con calificaciones Baa2/BBB/BBB-, ofreció recomprar bonos soberanos al 2017, 2022, 2024 y 2025, cuyo monto en circulación ronda los u$s 2800 millones. El dato fue comunicado por la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas uruguayo. «No descartamos buscar ventanas de oportunidad antes de fin de año», había dicho en una reciente entrevista con IFR, un servicio de información de Thomson Reuters, el director de Deuda de Uruguay, Herman Kamil. Las perspectivas de inminentes alzas de tasas de interés en Estados Unidos parecen haber impulsado estrategias de financiamiento entre economías emergentes, incluyendo a Uruguay. La última emisión internacional de Uruguay fue en febrero con un bono por u$s 1200 millones, con vencimiento al 2050 y una tasa de interés de 5,1% en el marco de una operación de recompra de deuda.

De aquí y de allá

Hace unas semanas y en las horas inmediatas posteriores a la cancelación del vencimiento del Boden 2015, la Argentina buscó dólares en el mercado local. Si bien la expectativa era de un monto mayor, el Palacio de Hacienda pudo hacerse de u$s 669 millones en títulos «Bonar 2020» con un precio de corte de u$s 95,20. El Bonar 2020, que tiene un cupón de 8% anual, fue suscripto por debajo de la par, razón por la que el rendimiento del bono terminó arrojando una renta por encima del 9%.Para tomar una referencia, la petrolera estatal brasileña Petrobras colocó hace apenas algunos meses –precisamente antes que estallara el escándalo de corrupción– un bono por u$s 2500 millones a 100 años con un rendimiento a 8.45%, en lo que fue su primera y única incursión a los mercados internacionales en más de un año. La última semana, el gobierno de México colocó u$s 1062 millones en bonos a tasa fija con vencimiento en marzo de 2026, a través del método de subasta sindicada. El nuevo bono paga un cupón de 5,75% y el rendimiento al vencimiento es de 6,09%.

FUENTE CRONISTA