Tope en la suba del gas: el dinero se devolverá con una nota de crédito en la próxima factura

El Gobierno anunció una suba máxima del 400% para la Patagonia y La Pampa. Qué pasará en Buenos Aires

Los ministros Juan José Aranguren y Rogelio Frigerio se reunieron el lunes y anunciaron una tregua en medio de los aumentos del gas
Los ministros Juan José Aranguren y Rogelio Frigerio se reunieron el lunes y anunciaron una tregua en medio de los aumentos del gasCrédito: DyN

El primer capítulo fue el sinceramiento. Ahora llegó la moderación. Para disminuir el impacto en las boletas de gas en las provincias de la Patagonia, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció que los usuarios domiciliarios «no tendrán ningún aumento superior al 400%» en 2016, según aseguró en una conferencia de prensa junto a Rogelio Frigerio, ministro del Interior.

Este beneficio será para las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego donde, luego de un récord histórico de bajas temperaturas para abril, los gobernadores acusaron subas de hasta un 1.200% en algunas facturas.

Para aquellos residenciales con subas superiores al 400%, Aranguren anticipó que se les otorgará una «nota de crédito» con el importe a favor correspondiente, aunque será el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) quien defina los detalles de esta devolución a través de una resolución oficial, sobre las empresas Camuzzi Gas del Sur y Camuzzi Gas Pampeana.Por ejemplo, no quedó claro si la comparación porcentual se hará contra el período anterior o interanual.

Aranguren anticipó que habrá nuevos encuentros con gobernadores con las tarifas como eje de discusión, porque hay localidades de la provincia de Buenos Aires que también se mostraron preocupadas por su situación climatológica. Sin embargo, en esta reunión no se definieron beneficios para la provincia gobernada por María Eugenia Vidal.

La reunión encabezada por Aranguren y Frigerio con los gobernadores duró casi tres horas.Mario Das Neves, gobernador de Chubut y Pablo González, vicegobernador de Santa Cruz (quien fue en lugar de Alicia Kirchner), fueron los más duros a la hora de realizar sus reclamos. Una y otra vez, insistieron sobre la difícil situación social a la que se podrían enfrentar las provincias como consecuencia de las fuertes subas en los servicios públicos.

En la reunión también participaron Bertone (Tierra del Fuego), Carlos Verna (La Pampa), Alberto Weretilneck (Río Negro), y Omar Gutiérrez (Neuquén), aunque la presencia de las autoridades no finalizó en el reclamo de la Patagonia. Otros gobernadores se sumaron a la reunión por invitación de Frigerio, como Domingo Peppo (Chaco), Miguel Liftchitz (Santa Fe), Sergio Casas (La Rioja), Carlos Verna y Gustavo Bordet (Entre Ríos), entre otros.

Gas en cuotas y tarifa social

Durante la conferencia de prensa, Aranguren reiteró el anuncio de la semana pasada. Los comercios y pymes de todo el país –bajo la categoría SGP 1, 2 y 3- tendrán una tarifa financiada para el gas por el Estado Nacional, como una suerte de cuotas sin interés.

Entre abril y septiembre, pagarán sólo un 50% de la tarifa en cada período correspondiente, mientras que el otro 50% lo abonarán en dos tramos: un 25% entre octubre de 2016 y marzo 2017, y otro 25% entre octubre de 2017 y marzo de 2018. Se da justo en los dos períodos de bajo consumo de gas.

Hasta hoy, tres millones de personas pidieron tarifa social para la luz en todo el país, mientras que en el caso del gas son 1,5 millones. Según confirmaron fuentes de AYSA a Infobae, hasta ahora sólo 65.000 hogares pidieron una tarifa social para el servicio de agua, aunque esperan un total de pedidos de 150.000 hogares sobre 2,9 millones. Esto es porque recién se entregaron la factura de dos ciclos de facturación, de un total de ocho. «Se seguirá facturando por bimestre, por ahora no está previsto el pago mensual», aclararon desde la compañía.

Aranguren no descartó cortes de luz a la industria durante el invierno, y aseguró que si sucede, serían informados con antelación.