Superávit comercial cayó 40% a u$s 770 millones en julio

El superávit comercial fue de u$s 770 millones en julio, de manera que cayó 39,7% con respecto a la misma etapa en 2012. Entre enero y julio acumula un saldo de u$s 5.725 millones.Este resultado fue producto de ventas al exterior por u$s 7.828 millones, equivalentes a un 2% más que en igual mes del 2012, mientras que las importaciones avanzaron 11% en términos interanuales, para sumar u$s 7.058 millones.

Con esta cifras, el intercambio comercial entre enero y julio presentó una ganancia de u$s 5.725 millones, un 28% por debajo de los 7.929 millones de los primeros siete meses del 2012.

Durante julio todos los rubros importados registraron subas, con excepción de los Bienes intermedios. Se destacó la suba del 65% en la compra de Vehículos, en su mayoría provenientes de Brasil.

Le siguió el ascenso del 18% en las importaciones de Bienes de capital, como vagones para ferrocarriles provenientes de China, y bombas volumétricas alternativas llegadas de Estados Unidos. Con el 14% de incremento siguieron las compras de piezas y accesorios para bienes de capital, en especial circuitos impresos con componentes eléctricos o electrónicos, para equipos de audio y teléfonos provenientes de China, junto a cajas de cambio para vehículos desde Alemania, Brasil, y ese país asiático.

También aumentó en 7% la adquisición de Combustibles y lubricantes por las compras de gas oil de Rusia y Estados Unidos, y gas natural licuado desde Noruega, Portugal y España.

Por último creció el 4% la compra de bienes de consumo, donde se destacaron las videoconsolas y máquinas de videojuego desde China, y medicamentos para la venta al por menor de Suiza.

Al término de los siete primeros meses del año, solo el 10% de lo que Argentina compra al exterior son bienes de consumo, siendo el resto maquinaria, combustibles, o elementos que se utilizan para la producción de otros bienes.

En cuanto a las exportaciones de julio se destacó el alza del 18% en las manufacturas de origen agropecuario (MOA), merced al fuerte aumento en la cantidades vendidas (17%) y con una suba del 1% en de los precios.

En este segmento se destacaron las mayores ventas de residuos y desperdicios de la industria alimenticia (harinas y «pellets» de la extracción del aceite de soja) hacia Vietnam, Argelia y Egipto. En tanto la venta de productos primarios bajó 6%, debido a una retracción del 12% en las cantidades vendidas a pesar de un alza del 6% en los precios.

En lo que va del año, el MERCOSUR, incluido Venezuela, resultó el principal destino de las exportaciones con el 28%, seguido por la región Asea-Pacífico, con el 19%; la Unión Europea 11%, y el Tratado de Libre Comercio (NAFTA-TLC) con el 8%. También el MERCOSUR resultó el principal proveedor de Argentina con el 28 % de las compras, seguido por la región Asia Pacífico con el 22%; la UE con el 19%; TLC-NAFTA 14%, entre otras.

fuente: ambito