Sojeros forzaron una nueva devaluación y el BCRA la convalidó con baja de tasas

Por María Eugenia Baliño

La repentina aparición de una mayor demanda en el mercado cambiario rompió con la tranquilidad que venía sosteniendo el dólar desde su liberación. Bancos e importadores incrementaron ayer sus compras en la plaza y empujaron al alza a la divisa estadounidense, en una rueda de gran volatilidad, en la que el tipo de cambio llegó incluso a superar los 14 pesos.

Así, el dólar culminó el día de ayer con la mayor suba desde que se levantó el cepo, 36 centavos, al ubicarse en $13,87 para la venta en casas de cambio y entidades financieras.

Según señalan en el mercado, desde el inicio de la jornada se vio una fuerte demanda de bancos, para cubrir compras por turismo, y de importadores, que decidieron finalmente salir a aprovechar el bajo valor de la divisa.

El grueso de los exportadores apareció recién cuando el dólar se acercó a los $13,80 en el mercado mayorista y, en tan sólo una hora, llevó al billete a los $13,65, lo que implicó que el tipo de cambio finalizara 45 centavos por encima del cierre del lunes.

El Gobierno pidió a los productores el lunes que aceleren la liquidación de divisas, que si bien se incrementó en las últimas dos semanas, aún se encuentra por debajo de las expectativas de la nueva administración de Mauricio Macri tras el levantamiento de las retenciones a granos y carne.

Está claro que el sector agroexportador todavía continúa racionando el ingreso de divisas a la espera de una mayor devaluación.

“El mercado único y libre de cambios argentino vivió su primera experiencia en un escenario de fuerte volatilidad, en el que el dólar llegó a marcar un precio muy cercano a su máximo de $13,90, que mostró el 17 de diciembre pasado, durante su primera jornada de libertad cambiaria”, indicaron desde ABC Mercado de Cambios.

A pesar de los vaivenes, el Banco Central no intervino y dejó que el precio de la divisa se estableciera por oferta y demanda privada, en una plaza en la que el volumen de operaciones creció un 19,1 por ciento.

“El volumen transado le da cierta consistencia a la suba, a la vez que la ausencia del BCRA convalida el ajuste”, afirmó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La autoridad monetaria demostró además sentirse cómoda con este valor del dólar, lejos de lo que preveían en el mercado, al rebajar nuevamente las tasas de interés de sus Lebac, en una nueva subasta semanal en la que aspiró ayer casi $23.000 millones.

La fuerte devaluación ayer del peso está en línea con la intensa depreciación que sufrió el real en Brasil el lunes y con la caída de valor que registraron la mayoría de las monedas de la región a causa de la incertidumbre que generaron los flojos datos de la economía china.

La divisa brasileña había arrancado 2016 con una caída de 2% en su valor, por encima de las 4 unidades por dólar, aunque ayer logró recuperar parte del terreno perdido con un alza de 1 por ciento.

En sintonía con el incremento que experimentó el tipo de cambio ayer, los contratos a futuro de dólar en el Rofex también aumentaron su valor en todos los plazos. El más operado fue febrero, que cerró a $13,83, mient