Muy complicado

En septiembre/octubre el llamado del presidente Macri al presidente Trump, y la orden bajada por éste al FMI detuvo, realmente retrasó el colapso de la economía argentina.

Sin embargo el gobierno insistió con su receta de buscar el déficit primario cero. El objetivo es correcto, pero debe tener su límite que es la posibilidad de las pymes y los consumidores de poder pagar las cargas fiscales y las tarifas de servicios.

Este límite fue sobrepasado con los anuncios de aumentos tarifarios para el 2019, anulando toda posibilidad de reacción de la economía.

Desde el punto de vista financiero, la búsqueda de un dólar «viable para las elecciones», llevó a las autoridades del BCRA a colocar las tasas de leliqs en 74 %, tasa que se toma como referencia en el mercado, e hizo inviable el financiamiento de las pymes, y llevando al cierre o concurso de miles de éstas

Consecuencias

  • Caída de la actividad industrial
  • Idem actividad comercial
  • Idem construcción
  • Aumento del desempleo

En las últimas jornadas el BCRA fué bajando la tasa, pero parece que encontró su piso, porque se desarman posiciones de carry trade, y el dólar comenzó a subir

La inflación prevista por el gobierno del 23 %, creo lamentablemente será a din de año el doble de lo previsto

Y lo mas importante, con el riego mediante del año electoral, vuelve a aparecer el fantasma del default, y si así fuere, esta vez no habrá llamada telefónica que lo detenga

Prof Héctor Cosentino Consultor de Empresas

CP (UBA) Dipl. IEEC/UCALP

MBA Deusto (España)

MBA SUNY (U.S,)

54 11 53760730