Rige la duplicación del crédito productivo de 70.000 a 142.000 millones de pesos

A través de la Comunicación A 5578 el Banco Central dispuso que desde abril las entidades deben destinar el 20% del promedio de sus depósitos a financiar inversiones, principalmente de PyME y MiPyME. En marzo era de 10% y para mayo sube a 30 por ciento del total

Curiosamente, la norma legisla la duplicación del cupo de crédito en proporción a los depósitos establecido para todo el año, a partir de abril, a dos días de terminar ese mes.

De acuerdo con el promedio del total de depósitos en el sistema financiera la nueva exigencia significará elevar de 68.600 millones de pesos el monto promedio del «crédito productivo», equivalente como promedio mensual de todo el año a 140.000 mil millones desde abril y a poco más de 142.000 millones desde mayo, según sea el crecimiento nominal del ahorro guardado en los bancos.

«El nivel alcanzado en mayo deberá mantenerse, como mínimo, hasta junio de 2014″, precisó la autoridad monetaria, recogiendo el mandato presidencial de «impulsar la inversión, para sostener el crecimiento y el empleo».

El nuevo cupo regirá, como mínimo, hasta junio próximo

Alcance de la medida

El Banco Central aclaró que «se admitirá la imputación de un 50% del cupo» a la financiación con garantía hipotecaria destinada a la compra, construcción o ampliación de viviendas, en la medida en que la tasa de interés del primer año sea fija y no supere de 17,5% anual y para los años siguiente la correspondiente a grandes depósitos (Badlar) para una sobretasa de tres puntos porcentuales, con un tope establecido por la variación interanual del Índice de Salarios del Indec.

Otras aplicaciones admitidas por la circular del BCRA son el crédito para proyectos de MiPyME destinados a la ampliación de la capacidad productiva, incremento del empleo directo y formal, sustitución de importaciones, ampliación de la capacidad de exportación, obras de infraestructura y exportación de bienes de capital. Mientras que si en este segmento se aplica a la adquisición de inmuebles las entidades no tendrán un límite a la tasa a aplicar.

La mitad del cupo podrá aplicarse a la compra y ampliación de la vivienda

Aprobación con reservas

En el sistema financiero abonan estas medidas de impulso a la inversión productiva y la flexibilización para que se incluya en el menú de opciones el crédito para la adquisición o ampliación de la vivienda. Sin embargo advierten que en los últimos meses comenzaron a advertir limitaciones para cumplir con la medida, por falta de garantías de los solicitantes, que podría hacer elevar la tasa de incobrabilidad futura.

Pero fundamentalmente inquieta la aceleración del proceso inflacionario, no sólo porque conspira contra la captación de depósitos, sino también a la rentabilidad del negocio, al tener que destinar en forma compulsiva una proporción creciente de esas imposiciones a una tasa menor que deben ofrecer al ahorrista y ampliar el descalce de plazos: los depósitos se concentran en los 60 días y los préstamos para la inversión productiva o inmobiliaria se extienden de 12 a 120 meses.

FUENTE: INFOBAE