Riesgoso repunte de la inflación para fin de año

Los analistas económicos esperan para 2017 una inflación mayor al objetivo planteado por el BCRA. La continuidad de las tasas altas atenta contra una rápida reactivación

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay (Télam)
El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay (Télam)

La decisión del BCRA de mantener la tasa de LEBAC inalterada por sexta semana consecutiva fue signo de que lapelea contra los precios no está definida. La autoridad monetaria optó la semana pasada por fijar en 26,75% anual los rendimientos para Letras a 35 días de plazo, instrumento de referencia para el mercado financiero.

En 11 meses de gobierno de Cambiemos las tasas altaspermitieron la absorción de liquidez excedente. La fuerte emisión de pesos de 2015 y 2016, más los pesos entregados como compensación por las operaciones de dólar futuro, fueron, entre otros factores como la suba de tarifas, impulsores de la inflación de los últimos meses. Por eso, una baja adicional de estos rendimientos podría desincentivar las colocaciones en pesos, con el riesgo latente de un rebrote inflacionario.

En simultáneo las altas tasas complotan contra una recuperación de la economía más rápida. La contracción monetaria reduce la fluidez de pesos para crédito y consumo necesaria para la reactivación y ese es otro dolor de cabezapara los funcionarios del BCRA y el Palacio de Hacienda.

Advertisement

Pero el termómetro para mensurar la inflación en el mediano plazo es el alto déficit fiscal del 7% del PBI, que apunta ser más alto este año que en 2015 y que probablemente no se reducirá en el electoral año 2017. Es improbable frenar la escalada de precios con tamaño rojo fiscal sin involucrarse en una carrera de emisión de deuda pública de proporciones difíciles de manejar.

Los márgenes de movimiento son bien estrechos para el Banco Central. El presidente de la entidad, Federico Sturzenegger, anunció en septiembre el «compromiso del BCRA» de establecer un rango de inflación entre 12 y 17 por ciento para todo 2017, que significa reducir a menos de la mitad la tasa de inflación de 2016.

Los expertos avalaron con reticencia esta proyección oficial. En Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que lleva adelante el Central entre analistas especializados locales y extranjeros, las expectativas de inflación para 2017 se mantuvieron unos tres puntos porcentuales por encima del objetivo, muy cerca del 20% anual para todo el año.

Si bien se trata de un rango más bajo que en encuestas anteriores, la mediana de las proyecciones privadas se situó en 1,6% para noviembre de 2016 y 1,6% para diciembre. Asimismo, para los primeros meses del año próximo no se observaron variantes de importancia: +1,7% para enero; +1,5% para febrero, +1,7% para marzo y +1,6% para abril.

La inflación de octubre fue más alta que lo previsto y una señal de alarma para el Gobierno

En tal caso, la meta de inflación propuesta por el BCRAimplica un incremento de precios minoristas del 1,5% mensual, evaluado aún optimista y difícil de alcanzar según los estudios privados, para quienes 2017 acumulará un alza de 19,9%, con ásperas negociaciones paritarias y ajustes adicionales en los precios de los combustibles y las tarifas.

La encuesta del BCRA mostró que las expectativas promedio de inflación para todo 2016 apuntan a un 39,4 por ciento. En esa línea, el REM había resultado en una proyección de inflación de 2% para octubre, un claro retroceso después de los registros bajos informados por el INDEC en agosto y septiembre últimos.

«En agosto y septiembre se registraron inflaciones mensuales de 0,2% y 1,1%, respectivamente, las cuales reflejaron la reversión de la modificación de tarifas sobre el gas residencial. En el mes de octubre influyó la aplicación del nuevo cuadro tarifario para el gas «, indicó el relevamiento del BCRA.

Distintos sondeos coinciden en que la inflación del décimo mes del año fue más alta de lo previsto y una señal de advertencia para la administración de Mauricio Macri en cuanto a la necesidad de estabilizar la economía. El aumento del gas, que comienza a aplicarse sin dilaciones después de las audiencias públicas, y de la medicina prepaga llevan a la tasa mensual por encima de los pronósticos más negativos.

Elypsis, la consultora de Eduardo Levy Yeyati, relevó en octubre una inflación de 2,7% en la Ciudad de Buenos Aires y del 2,2% en el área metropolitana, mientras que la consultora C&T, del economista Camilo Tiscornia, coincidió en un aumento del 2,7% en el ámbito porteño. Para la CGT la inflación de octubre fue de 2,8 por ciento. El INDEC, en tanto, brindará el Índice de Precios al Consumidor de octubre el próximo jueves 10.

FUENTE INFOBAE