Repsol volvió a pedir una negociación por YPF

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, subrayó que la compañía sigue abierta a negociar con el gobierno argentino una solución en la expropiación de YPF e indicó qu,e de no llegar a un acuerdo, se presentará la demanda de arbitraje en el CIADI «a la mayor brevedad».

Durante su intervención en el Ciclo del Notariado sobre el Crecimiento Económico y Seguridad Jurídica, señaló que la petrolera está preparada para iniciar el arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, al que ha pedido también celeridad.

Asimismo, indicó que de los 174 asuntos que tramita el CIADI, 49 de ellos –el 30% del total– corresponden a Argentina, el país que más incumplimientos acumula ante la institución, lo que pone de reflejo que el caso de YPF «no es un hecho aislado».

En este contexto, y a pesar de reconocer que los arbitrajes no siempre proporcionan una respuesta efectiva ante los incumplimientos de terceros países, Brufau aseguró que la demanda ante el CIADI se presentará «cuando sea oportuno y nos protejan las circunstancias».

En este contexto, insistió en que la seguridad jurídica es un requisito fundamental en las inversiones extranjeras y que hoy más que nunca constituye la «espina dorsal» del principio de confianza sobre el que se asientan las decisiones de inversión.

Recordó además que la Unión Europea es el «principal protagonista del mundo» en el ámbito de la inversión extranjera directa y que las inversiones europeas en Argentina se redujeron desde los €4.900 millones de 2008 hasta los cero euros en 2010, según datos de Eurostat.

Con respecto a la postura del gobierno español, reconoció que hizo todo lo posible para proteger las inversiones españolas en Argentina y se mostró de acuerdo con que el Ejecutivo haya quitado ahora las limitaciones a la importación de biodiésel argentino a fin de no perjudicar a los argentinos «de buena fe».

Además, reiteró que la «confiscación» de YPF es inconstitucional porque viola la propiedad privada y la garantía constitucional de igualdad y no carece de interés público ya que solo se expropiaron acciones de un único accionista en una empresa determinada del sector de hidrocarburos.

Asimismo, ha considerado ilegal la toma de posesión de YPF ya que vulnera el requisito de indemnización ante una «desposesión» que tiene voluntad de permanencia.

Por ello, agradeció la actitud del gobierno español, de las instituciones europeas e internacionales y de los países que han criticado la actitud de Argentina y animó a «todo el mundo» a invertir en Latinoamérica, aunque no en Argentina.
FUENTE: INFOBAE