Relanzan pagaré bursátil para aumentar el financiamiento a pymes

Junto con otras tres iniciativas que impulsan el diseño y la ampliación de parques industriales, el instrumento será una opción al descuento de cheques con más plazo

Tal como lo anticipó la presidenta Cristina Fernández durante su discurso de la Asamblea Legislativa el domingo, el Gobierno enviará en los próximos días al Congreso cuatro proyectos de ley para impulsar el sector industrial, entre los que se destaca el relanzamiento del pagaré bursátil como opción de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas. Con este instrumento, las empresas podrán obtener fondeo por entre $ 6 y $ 7 millones por operación en el mercado de capitales para ser utilizado en inversiones o capital de trabajo, aclaró ayer la ministra de Industria, Débora Giorgi, en rueda de prensa. 
La expectativa es que la tasa de interés se encuentre algo por encima de la que rige para el descuento de cheques –operatoria muy utilizada por las pymes–, es decir, Badlar más 4,5 puntos (26%), y que se opere a plazos de hasta 36 meses.
El Gobierno ya había intentado poner en práctica ese instrumento en 2013, pero no obtuvo el resultado esperado. Sólo se llevaron al mercado de capitales tres pagarés. Según explicó Giorgi, hasta ahora regía una ley de 1963 que establecía ciertos parámetros restrictivos. El proyecto de ley que se enviará en breve al Parlamento modifica esa vieja norma y la adecua para impulsar la utilización del instrumento. Por ejemplo, los pagarés ya no estarán nominados, por lo que podrán utilizarse para captar fondos para capital de trabajo o inversiones. Otro de los cambios radica en la amortización del documento, que de pagarse todo al final, ahora habrá pagos parciales. Ello le dará más liquidez y mejores condiciones financieras. En Industria esperan que se negocie un monto mensual de entre $ 100 y $ 150 millones.
Los pagarés le harán algo de competencia al descuento de cheques, aunque la ventaja del primero son los plazos más largos. Para los cheques, el plazo máximo son 180 días. Las pymes más robustas tienen también a mano las obligaciones negociables (ONs), aclaró la ministra, quien consideró que los pagarés podrán ser computados por el inciso K por las compañías de seguros y los fondos de inversión. 
Otro de las iniciativas a ser enviadas al Congreso es el proyecto de Ley Nacional de Parques Industriales, que busca institucionalizar un programa ya existente, creado por el gobierno de Cristina Fernández por el decreto 915. Hoy existen 161 parques anotados en el Registro Nacional de Parques Industriales (Renpi) y el Gobierno ya otorgó unos $ 90 millones de aportes no reembolsables a diferentes parques entre 2011 y 2014. El objetivo, adelantó Giorgi, es elevar ese registro a 210 parques. Las provincias deberán adherir a la ley en 180 días. También se creará un Consejo Federal coordinador de los parques. 
El Gobierno también se apresta a modificar la Ley de Modelos y Diseños Industriales para proteger a los diseñadores, que b