Qué opinan los ex BCRA de la suba del dólar y cuál es la defensa oficial

El dólar subió ayer 12 centavos en el mercado paralelo y comenzó a coquetear con los 8 pesos, antes de cerrar la jornada a $7,92 por unidad para la venta, con una brecha de casi 60% respecto de la cotización oficial de la divisa estadounidense.

En lo que va del año, el «blue» subió 16,4% y extendió a 59% su distancia con respecto al dólar que se vende en cuentagotas en los bancos y casas de cambio, donde el billete norteamericano terminó ayer sin modificaciones, a $4,93 para la compra y a $4,98 en las pizarras minoristas.

En declaraciones realizadas en las últimas horas, la actual presidente del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, subrayó que la influencia del blue «es marginal y no incide en el funcionamiento del mercado de cambios». La escalada del dólar en el mercado paralelo«es un fenómeno claramente estacional». La titular de la entidad dijo que el «dólar billete ha quedado asociado a la demanda por turismo» y lo vinculó a la «actividad ilegal» de quienes no pueden acceder al mercado oficial.

Por su parte, el ex titular de la autoridad monetaria,Martín Redrado, advirtió que «el Gobierno va a seguir con esta política de ignorar el dólar marginal. Si se toman (medidas) a tiempo, se puede evitar la devaluación», opinó.

«Una brecha entre dólar oficial e informal de esta magnitud muestra falta de pulso para manejar el mercado cambiario y sus implicancias económicas«, señaló el economista en los últimos días.

El ex presidente del Central, Aldo Pignanelli, atribuyó la escalada del dólar libre a la gran disponibilidad de moneda nacional «por la fuerte emisión”, lo que lleva a los «tenedores minoristas» a «buscar alternativas» para rehuir los controles de la autoridad monetaria.

«Salvo las grandes empresas que tienen que tenerlos y colocan a plazo fijo, hoy nadie quiere un peso. Los tenedores minoristas están intentando despegarse del peso, no va a la inversión, no va al consumo, no va a las compras, está yendo al dólar. Realmente lo que aumentó fue la demanda del billete para atesoramiento«, consideró Pignanelli.

Por último, otro que comandó el BCRA, el economista y diputado nacional Alfonso Prat Gay, señaló que «desde que el Gobierno decidió entrar en problemas con el control de cambios, todo fue para mal». «No solamente aumentó la desconfianza y se amplió la brecha cambiaria, sino que el propio cepo le puso un frío enorme a una parte de la economía», enfatizó.

FUENTE:INFOBAE