Primer impacto fuerte del «default selectivo»: el dólar paralelo alcanzó un máximo histórico

La divisa se negoció a $13,15 en el mercado informal, mientras que se alejan las posibilidades de un acuerdo con los holdouts. Los economistas advierten sobre los riesgos de un conflicto prolongado con los bonistas

Las consecuencias negativas del «default selectivo» que atraviesa la Argentina empezaron a hacerse efectivas en el plano financiero. El dólar informal alcanzó este martes un nuevo máximo histórico, al cerrar a $13,15 para la venta, por encima del récord anterior, de fines de enero.

Aunque con una dimensión mucho menor que la del 2001, el efecto de esta cesación de pagos se hace sentir en el mercado local por el flanco financiero que se manifiesta como más débil: el del precio de la divisa norteamericana. Luego de la fuerte devaluación de 18% del peso convalidada por el Banco Central entre el 21 y el 23 de enero, el dólar oficial apenas aumentó un 3,3% en los siguientes seis meses, contra un ritmo inflacionario que superó el 2% mensual, según consultoras privadas.

Las expectativas de devaluación por una inflación que no mengua, más la dificultad para ingresar dólares a la economía, profundizada por el conflicto con los holdouts y un debilitamiento del superávit comercial, alimentan la incertidumbre de los operadores de mercado, que en los últimos días redoblaron la demanda por activos respaldados en divisas, como bonos en dólares y algunas acciones puntuales.

El incremento de la divisa también se observó en sus variantes financieras, el «contado con liquidación» y el dólar «bolsa» o MEP, que subieron a $11,40 y $11,56, respectivamente. Desde el 30 de julio, cuando las calificadoras de riesgo evaluaron que la Argentina cayó en default después de 12 años y medio, el dólar informal aumentó 3,5%, el «liqui», 14,8% y el dólar «bolsa», un 10,8 por ciento.

El default impactó antes sobre el dólar que en las cotizaciones de bonos y acciones

El economista del IAE Juan José Llach consideró que mientras más se postergue una resolución del conflicto judicial con los fondos especulativos que litigaron contra la Argentina «mayor será la recesión y la demanda de dólares». Por eso, el ex ministro de la Alianza enfatizó que este proceso «perjudicará así a los más pobres en su nivel de empleo, formal e informal, en su poder adquisitivo o en ambos, mientras el sector más pudiente y dolarizado se beneficiará con la deprecación monetaria en curso».

Dante Sica, de la consultora Abeceb.com, puntualizó que aún es posible un «default de corta duración» hasta enero, cuando caduque la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers o «derechos sobre futuras ofertas») de los bonos del canje, aunque «no se evitaría que en los próximos meses aparezcan nuevas presiones al alza sobre las tasas de interés de manera de evitar una aceleración de la inflación y una ampliación de la brecha cambiaria«, debido a que el Banco Central deberá absorber el exceso de emisión monetaria para cubrir el déficit fiscal y los vencimientos de Lebac y Nobac de la entidad.

De todos modos, los holdouts dan por caídas estas negociaciones. El fondo Aurelius, uno de los que litigaron contra el país en los tribunales de los EEUU, expresó que «no hay ninguna perspectiva realista de una solución privada», debido a que «ninguna de las propuestas que recibimos fue remotamente aceptable». Y subrayó: «Tememos que (para los argentinos) lo peor está por venir».

Para Dante Sica, la restricción externa se profundizará, debido a que las exportaciones argentinas podrían caer 10% este año respecto de 2013, y otro 2% en 2015. Este condicionamiento hará «que el BCRA deba acelerar la tasa de devaluación por encima de la tasa de inflación, de manera de evitar que continúe erosionándose la competitividad tras la devaluación de enero». En este escenario, la actividad económica sufriría un retroceso del 1,5% a lo largo del año.

En ese aspecto, este martes se produjo un nuevo descenso en el precio de los granos y la soja tocó su valor más bajo del año en el mercado de Chicago, a u$s384,61 por tonelada para los principales contratos de referencia, con entrega en noviembre. En 2014, la oleaginosa cae 22%; el maíz, 12,3%, y el trigo, 12,8 por ciento. Como el complejo cerealero-oleaginoso concentra un tercio de las exportaciones argentinas, la caída de cotizaciones impactará en el PBI, el superávit comercial y en la recaudación fiscal, por menores ingresos de retenciones.

Los datos del comercio exterior confirman que seguirá restringido el ingreso de divisas

El presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, vaticinó que las exportaciones de 2014 serán unos u$s14 mil millones inferiores a las previstas, a la vez que abonó la teoría de una «escasez de dólares» para la economía local, que según su punto de vista terminará el año con «crecimiento negativo».

El dirigente empresario subrayó que en un contexto de default «la escasez de dólares se va a profundizar y que el financiamiento al comercio exterior y su costo se complicarán» y recordó que las exportaciones de 2013 cerraron unos u$s5.000 millones por debajo de las previsiones iniciales, luego de confrontadas las cifras iniciales del INDEC con las registradas en el Balance Cambiario del Banco Central.

Las limitaciones del Banco Central para acumular reservas también son una muestra del restringido ingreso de divisas. Los activos internacionales de la entidad suman unos u$s28.967 millones, casi en el mismo nivel de u$s29.017 millones del 31 de julio. Sin embargo, la entidad adquirió en ese lapso u$s210 millones en el mercado mayorista, que no pudo retener por la necesidad de divisas para pagar deuda e importar energía a través de las estatales Enarsa e YPF. Asimismo, las reservas ceden u$s1.637 millones en lo que va del año.

«Mientras se mantenga sin resolución el conflicto con los ‘fondos buitre’, la disponibilidad de dólares de la economía depende de las reservas del BCRA, y éstas no tienen la holgura suficiente para evitar una profundización del receso económico«, indicó Daniel Artana, economista jefe de la fundación FIEL.

FUENTE: INFOBAE