El gobierno sigue implementando medidas obsoletas, con u único fin electoral, es decir tratar de llegar lo mejor posible a las elecciones. Estos métodos han sido tan probados en el pasado, inclusive por nosotros, que sabemos llevan siempre a malos resultados. Las empresas ya deben estar preparándose para la posterior salida de ésta serie de errores.