Por tercer mes consecutivo, la inflación le ganó al dólar

Después de la devaluación de enero, la divisa oficial se mantuvo sin cambios, apenas sobre los $8, y el dólar libre perdió casi 20% desde el récord de $13,10

El dólar mayorista cerró en $8,0025, anclado desde el cierre de enero, y no tuvo modificaciones en abril, un mes en que la tasa esperada de inflación se ubicaría en torno de 2% y en que el Banco Central anotó la mayor alza para sus reservas desde julio de 2010.

El dólar paralelo, que marcó un máximo histórico de 13,10 pesos a fines de enero, cerró en $10,55, una merma mensual de 2,3% y desde 19,5% desde el mencionado récord.

El Gobierno administró una fuerte devaluación a fines de enero, y llevó el tipo de cambiomayorista de 6,518 a 8,01 pesos por dólar, un valor que consideró de «convergencia» y que se mantuvo desde entonces, hasta el último cierre.

 

La moneda local se devaluó 18,6% desde el cierre de 2013, mientras la tasa de inflación oficial en el primer trimestre se ubicó en 10% y analistas privados esperaban que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informe una cifra cercana al 2% en abril.

Con precios del dólar estáticos, entre febrero, marzo y abril la divisa norteamericana cayó en términos relativos en comparación al promedio de bienes y servicios de la economía y cedió la mayor parte de la ventaja cambiaria obtenida con la devaluación de enero, la más profunda desde la salida de la convertibilidad.

En el transcurso de 2014, el dólar oficial gana 22,7% en el mercado mayorista o interbancario (desde $6,523 a $8,0025), un 23,7% al público (desde 6,53 a 8,08 pesos en promedio, para operaciones validadas por la AFIP), mientras que el dólar libre gana sólo 5,1%, desde los $10,04 con los que finalizó en 2013 a los $10,55 actuales.

 

De esta forma, el dólar oficial aventaja en el año al incremento de la inflación, en torno al 12% acumulado en el primer cuatrimestre, según se prevé para el nuevo IPC Nacional del INDEC, y del 15% para el período según estimaciones privadas. Por el contrario, el dólar bluetuvo una neta pérdida de valor en términos reales. 

Un período con más divisas disponibles
 

El dólar anclado, una tasa de interés BADLAR cercana al 30%, una mayor liquidación de divisas desde los sectores agroexportador, minero y petrolero, y límites a la demanda de importadores permitieron al Banco Central adquirir en abril u$s2.640 millones en la plazamayorista, donde se cursan las operaciones por comercio exterior.

Según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), empresas del sector agrícola liquidaron unrécord de u$s7.348,45 millones en lo que va del año, un 9,6% más que en similar lapso de 2013.

Las liquidaciones de abril -según CIARA y CEC- sumaron 2.918,90 millones de dólares (+7,5% en comparación interanual), a lo que se sumaron divisas petroleras -principalmente de una colocación de 1.000 millones de YPF- y de empresas mineras.

«El total de adquisiciones de abril se transformó, tal como se anticipaba, en el mejor resultado obtenido por la autoridad monetaria de los últimos cuatro años«, estimó un operador de cambio consultado por DyN.

Esa cifra de compras no se vio totalmente reflejada en el nivel de reservas de la autoridad monetaria, pero la entidad logró recuperar el piso de 28.000 millones de dólares perdido a fines de enero y anotar la mayor adquisición para un mes desde julio de 2010.

El alza de las reservas internacionales en abril de 2014 -unos 1.182 millones de dólares al 29 de abril- es el más alto desde julio de 2010, cuando sumaron 2.683 millones ó 5,45 por ciento.Las reservas internacionales del Banco Central subieron a u$s28.214 millones, según datos provisorios, un alza de u$s1.207 millones ó 4,4% en abril, aunque retroceden 7,8% óu$s2.385 millones en el año. Los operadores opinaron que la acumulación de divisas por parte del Banco Centralcontinuará hasta finalizar el primer semestre, debido a que seguirán ingresando divisas de la cosecha gruesa y a la necesidad de pesos por parte de las empresas.

«La necesidad de pesos manda: en mayo vence ganancias y el resto de los impuestos para las empresas que cerraron balance en diciembre, y en junio tienen el vencimiento del medio aguinaldo; pero en algún momento el Banco Central va a tener que abandonar el ancla del dólar», dijo un operador de cambio mayorista.

FUENTE: INFOBAE