Por la menor cosecha en Argentina y Brasil, la soja trepó 5,6% y llegó a su valor más alto en un año

Cerró en u$s395 en Chicago. En Rosario se vendieron 60.000 toneladas

Merino Soto
msoto@diariobae.com

La menor cosecha de soja prevista para Argentina y Brasil producto de las intensas lluvias, sumado al poco stock con que cuenta Estados Unidos para afrontar su exportación de ese grano en las próximas semanas, hizo que ayer el commodity en Chicago se dispare 5,6% y el precio llegue a u$s395,97 la tonelada. En Rosario, la mayoría de los productores prefirió esperar a que el valor siga subiendo y apenas se comercializaron 60.000 toneladas.

El informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) fue el encargado de que la oleaginosa alcance su valor no sólo más alto en lo que va de 2016 sino también en los últimos doce meses. La suba también se sintió en la plaza local, y el precio pasó de los $3.700 a $3.920 la tonelada. Los $220 de más que recibió ayer el hombre de campo significó una ganancia del 6% para su bolsillo. En un contexto de caída de la cosecha por las precipitaciones de principios de abril que dejara mucho grano con calidad no comercial, los 15 dólares extra ayudan.

Según los números del organismo norteamericano, Argentina cosecharía 56,5 millones de toneladas y Brasil 99 millones. La reducción es del 2,5 y 1 millón de toneladas, respectivamente. Con estos datos la soja podría al menos seguir subiendo hasta el próximo informe del USDA. Estará en juego la siembra de EE.UU. donde se estima una cosecha de 100 millones de toneladas siempre y cuando el factor clima no haga de las suyas.

La oportunidad es un beneficio no sólo para el productor sino también para el Gobierno, que se debate internamente por seguir manteniendo las retenciones. Por caso, pueden tomarse las palabras del vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, que en su cuenta de Twitter el 22 de abril escribía: “Si las lamentables inundaciones contribuyen a que suba la soja en el mundo, entonces no conviene retenciones cero a la soja”. Vale recordar que la baja fue de sólo 5 puntos porcentuales quedando una derecho de exportación del 30 por ciento.

Resta por comercializar algo más de 33 millones
de toneladas valuadas en u$s13.400 millones

Más dólares para el BCRA
Lo cierto es que el ascenso de la soja empujará en algo las alicaídas divisas que liquidan las exportadoras. La semana pasada llegaron al Central apenas u$s455 millones contra los u$s584 millones de hace un año.

Aunque no es menor decir que datos privados sostienen que algo más de 8 millones de toneladas serán pagadas con un menor precio dada la mala calidad. El Ministerio de Agroindustria estimó una cosecha de 60 millones de toneladas con lo cual quedarían 52 millones