Por el avance con los holdouts, Moody’s subió la nota de la deuda argentina

La evaluadora de riesgo soberano prevé un mejor tratamiento de la deuda pública
La evaluadora de riesgo soberano prevé un mejor tratamiento de la deuda públicaCrédito: REUTERS
La calificadora Moodys confirmó la suba de la nota de la deuda de la Argentina desde Caa1 a B3, luego de un fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que le permitiera al país pagarles a los holdouts. Además de la suba de nota, la perspectiva de la calificación es «estable», una noticia positiva antes de que el Gobierno salga a ofrecer los bonos a los inversores internacionales.
«La probabilidad de que la Argentina realizará pagos a los tenedores de bonos reestructurados aumentaron significativamente después de que la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos fallara en favor de la Argentina», aseguró en un comunicado oficial. La mejora de nota se da para los bonos bajo legislación extranjera y los bonos reestructurados bajo legislación local en moneda extranjera.
 
Este cambio de calificación no sólo mira al levantamiento del stay o medida cautelar, sino también a lo que sucederá la semana que viene, cuando el país «realice un pago total a los acreedores holdouts con los cuales llegue a un acuerdo». Para Moody´s, este pago es el «escenario más probable», luego de que el Gobierno coloque en el mercado nuevos bonos por USD 15.000 millones.
Con este pago, el país podrá cumplir con los pagos de deuda a los tenedores de bonos reestructurados en 2005 y 2010, por más de USD 2.000 millones, que se encontraban bloqueados desde 2014.
En segundo lugar, la calificadora destacó la mejora de las políticas económicas, subrayando que son «ajustes para disminuir las distorsiones macroeconómicas», según reza el comunicado. «Estos ajustes incluyen la eliminación de los subsidios a la energía y al transporte con el fin de reducir el alto déficit fiscal del país, la fijación de objetivos a mediano y corto plazo en materia de inflación que contemplan una reducción de la inflación, la eliminación de controles de capital, liberando múltiples tasas de cambio, y la implementación de un tipo de cambio flotante controlado», completó.
FUENTE INFOBAE