Pignanelli estimó que diciembre cerrará con inflación entre 2,5 y 3,5 por ciento

Como noviembre, el impulso se concentra en los alimentos, con alzas promedio cercana a 6%», observó el ex presidente del Banco Central en los estudios de InfobaeTV

«Esto tiende a agravarse porque el año termina con un piso de 28% y un techo de 30% interanual y esto es lo que quieren negociar los gremios. Es una tasa muy alta, máxime porque el promedio de América Latina es de 4%», se inquietó Aldo Pignanelli en diálogo conInfobae.TV.

Según el ex presidente del Banco Central, «el Gobierno perdió dos oportunidades en dos años, es el segundo noviembre negro, el primero fue en 2011, porque los ajustes eran necesarios, pero no fueron suficientes. Si no se hacen correcciones fiscales, cambiarias, monetarias-financieras, es decir cambios estructurales, vamos a nuevos fracasos, porque están llevando a situaciones que se están tornando incontrolables».

«El tiempo está jugando en contra, como advertía John Maynard Keynes, porque las medidas que se están tomando como la aceleración del ritmo de devaluación, desaceleración de la emisión monetaria por menos compras de dólares y acercamiento a los organismos internacionales, no alcanzan».

«El tiempo está jugando en contra», Aldo Pignanelli

Flujo de dólares

El economista aseguró que «la demanda de dólares va a aumentar, porque este mes hay vencimientos por más de u$s1.000 millones, más las compras del sector privado y la de combustibles, que vienen en alza».

Y si bien del lado de la oferta, Pablo Wende estimó que el Gobierno aspira a captar en diciembre unos u$s3.000 millones, a través de cerealeras, YPF y Chevrón, Pignanelli alertó que «el ingreso de las cereales es un anticipo de lo que va a dejar a venir, el aporte de Chevrón va a comenzar a salir para importaciones, como arena de China, por eso si no se toman medidas de fondo, estas acciones serán sólo un paliativo».

Del lado de las reservas del BCRA, el economista dijo que la preocupación puede ser relativa, porque por un lado están en un nivel de alarma de menos de u$s30.000 millones, pero al mismo tiempo, podrían recuperarse rápidamente si se eliminan el cepo, se estabiliza la economía y se eleva la tasa de interés para el ahorrista.

«Hoy el dólar de equilibro está en $9, pero sin ajuste será más alto»

Por eso consideró Pignanelli que si no se toman medidas de ajuste estructural «vamos a tener un enero caliente en el mercado cambiario, porque «las empresas comenzarán a rearmar las posiciones que desarmaron en diciembre, además de las compras del turismo, que va a terminar con un déficit de u$s8.000 millones y la creciente compra de combustibles en el exterior».

FUENTE: INFOBAE