Pese a los topes de Moreno, la nafta trepó a la par de la inflación y prevén más subas

Pero la normativa dividió a la Argentina en 6 regiones y los precios son mucho más elevados en el interior del país. En Córdoba, por caso, el valor de la súper de YPF se ubica en los $ 8,08, cuando 12 meses atrás valía $ 6,3. En la provincia de Formosa, que junto con Chaco, Misiones, Corrientes y Entre Ríos conforman la región 2 del Noreste y las más cara en sus precios, el litro de super de YPF se ubica en $ 8,5, mientras en agosto de 2012 costaba $ 6,74.

Aunque las subas fueron marcadas en la petrolera nacional, todavía le queda algo de margen para llegar al precio máximo fijado. Pero dentro del resto de las compañías, hay muchas que ya están rozando ese límite y que, incluso, en algunos casos lo han superado. La resolución toma como referencia para el tope, el precio más alto aplicado por los expendedores vigente al 9 de abril de 2013. En el caso de Shell, por ejemplo, el máximo para la nafta súper en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires (región 6) es de $ 8. Según los números oficiales de Energía, la petrolera que dirige Juan José Aranguren, comercializaba este producto en muchas estaciones de Capital al límite de su máximo el mes pasado, en $ 7,99. En abril promediaba los $ 7,4 y doce meses atrás valía cerca de $ 6,4.

Con los números sobre la mesa, expendedores y petroleras consultados por El Cronista no descartan futuras subas una vez que la resolución expire, aunque tampoco echan por tierra la idea de que Moreno prorrogue la resolución, pero con topes mucho más altos que los actuales. En esa línea, Miguel de Paoli, presidente de CECACH (Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco), sentenció que los grandes perdedores de la medida son “los consumidores y expendedores”.

FUENTE: CRONISTA