Ingresamos al segundo cuatrimestre del año, el cual será muy complicado para las empresas. Con el agravante, que la recesión se irá agudizando y no podemos determinar su duración.

Podemos estimar el tipo de cambio para fin de año, igual podemos estimar la inflación, lo que no podemos determinar a ciencia cierta es cuál será la profundidad de la recesión y hasta cuándo durará.

Las empresas, en forma urgente deben planificar los ajustes para el resto del año, y pensar cómo evolucionarán las variables el 2019.

Aquellas empresas, que hayan sido impactadas deberán fijar claramente su estrategia, ya que en ella se juegan la supervivencia de la misma.

Y aquellas que hasta ahora han podido superar el riesgo externo, deben seguir ajustando su planificación, para amortiguar cualquier impacto, proveniente de los vaivenes de la macro.

Y ya entramos en fecha de prever el 2019, piense y actúe en consecuencia

Prof. Héctor Cosentino                  Consultor de Empresas

Cel. 1553760730                           LinkedIn Héctor Cosentino