Para Prat Gay «toda la economía dejó de caer en el tercer trimestre»

El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, consideró que «toda la economía dejó de caer en el tercer trimestre». Además, sostuvo que «en los últimos tres meses, y en octubre también, los salarios le ganaron a la inflación».

Prat Gay aseguró que «en los últimos tres meses, y en octubre también, los salarios le ganaron a la inflación, y esto es un punto de partida diferente para la recuperación».

Al hablar en la 64ª Convención de la Cámara Argentina de la Construcción, que tiene lugar en un hotel porteño, Prat Gay aseguró que «esto que hoy es incipiente va a ser bastante más generalizado. Nuestras estimaciones preliminares dicen que toda la economía dejó de caer en el tercer trimestre, aunque con respecto al año anterior todavía haya caída».

Prat Gay enfatizó que «se está revirtiendo» la fuerte caída en el sector de la construcción, de 20% en el último año; destacó que también se recupera el salario tras la pérdida sufrida en el primer semestre; e instó a profundizar el diálogo en «una mesa grande con empresarios y sindicatos» porque «no es momento de timoratos, sino de trabajar juntos y poner el hombro, porque hay uno de cada tres compatriotas que no lo está pasando bien».

El ministro juzgó «inaceptable moral, política, social y económicamente que uno de cada tres ciudadanos y uno de cada dos niños viva en condiciones por debajo de la línea de la pobreza», e insistió en «instalar la avenida institucional del diálogo» porque «se acabó en sálvese quien pueda».

El ministro consideró que en esta segunda mitad del año «la transición tiene una cara más amable», aunque continúa porque «es mucho lo que hay que ordenar».

«Dijimos -añadió- que iba a bajar fuerte la inflación y está pasando; que se iba a recuperar capacidad de compra, ya que los precios le ganaron al salario, pero en la segunda mitad (del año) iba a pasar lo contario y es lo que está pasando hoy, si tomamos en cuenta las paritarias y el esfuerzo fiscal de Nación y provincias que cedieron parte de Ganancias para contribuir a la mejora del poder adquisitivo».

Según el ministro, la construcción fue «el sector que más sufrió en los últimos 12 meses, con caídas consecutivas en 4 trimestres, hasta julio de este año, a un promedio de 5% trimestral, con lo que estamos hablando de más de 20% anual y del consiguiente impacto en el empleo».

«Esta tendencia se está revirtiendo y lo sabemos porque tenemos números confiables: la producción de cemento rebotó 5% en el tercer trimestre frente al segundo; lo mismo dice el índice Construya y el Indec también va a mostrar una recuperación después de cuatro trimestres de caída».

Prat Gay resaltó además que la producción de asfalto creció 25% en agosto, cuando de enero a julio cayó en promedio un 30%, y eso se debe a que «se está recuperando la obra pública».

«En el tercer trimestre el gobierno nacional invirtió 51 mil millones de pesos en obras públicas, tres veces más que en el primero; la obra pública, después de un pequeño impasse, se está transformando en el motor del crecimiento», definió.

«Sabíamos -admitió el ministro- que la primera mitad del año iba a ser delicada y hasta dolorosa para algunos sectores, y hubiéramos querido evitarlo, pero no podíamos porque estábamos modificando una realidad que exigía tomar decisiones con consecuencias menos simpáticas de lo que hubiéramos querido».

Mencionó en ese sentido la resolución de pleitos pendientes con los acreedores externos y los jubilados, ya que «honrar deudas es para tener credibilidad».

Prat Gay dijo luego que «restablecimos licitaciones para la obra pública y fijamos nuevas pautas para la redeterminación de precios».

También -acotó- se redujo la tasa de interés: «por primera vez en 200 años la Argentina coloca deuda a 5 años en pesos a tasa fija, no con ajuste Badlar, ni cláusula 1050, ni Cer; tasa fija en pesos, y vamos a extender el plazo a 7 y 10 años».

«Ahora hay una referencia para cubrirse de cualquier riesgo y esto va a ser revolucionario para las Pyme y la construcción», sostuvo el ministro.

Pronosticó, por otra parte, que 2017 será «la primera vez en 6 años que la economía crece a una tasa razonable», entre otros motivos por el repunte y las inversiones en el agro y la mejora de la situación económica en Brasil.

FUENTE AMBITO