El ex asesor de Daniel Scioli, Miguel Bein, se mostró optimista con la economía (NA)
El ex asesor de Daniel Scioli, Miguel Bein, se mostró optimista con la economía (NA)

El economista Miguel Bein, ex asesor del candidato a presidente Daniel Scioli, opinó que el peor momento de la economía ya pasó, dijo que la actividad «tocó piso en julio» y pronosticó que «en agosto ya hay un punto de inflexión y comienza a recuperarse«.

«Estamos en recesión, en un año de inflación muy alta y hubo que ajustar precios atrasados 12 años, como los de las tarifas, y eso cobra una factura a la población que disminuye su poder de compra, y hace que la actividad caiga«, enumeró Bein entre los motivos por los que la economía está estancada.

Para el economista, «la actividad tocó piso en julio y enagosto ya hay un punto de inflexión y comienza arecuperarse». Bein explicó que en relación a julio, en agosto creció la producción de autos un 23%; la de cemento un 25%; la de motos 21% y las exportaciones de automotores,aumentaron un 23%.

«La economía tuvo un piso en julio y hay un pequeño rebote en agosto que era esperable y que es sustentable por los meses por venir y para todo el año que viene, porque con estos signos sería muy difícil que la actividad no rebote«, afirmó Bein al diario La Nación.

La economía tuvo un piso en julio y hay un pequeño rebote en agosto

El titular de la consultora Estudio Bein & Asoc. además sostuvo que el consumo va a reactivarse «porque más de una docena de gremios tienen ahora la segunda cuota de los aumentos de paritarias y el aumento que recibirán los jubilados ayudará también a levantar el nivel de actividad«.

Por último, destacó que la construcción «en mayo empezó a reactivarse y se va a acelerar y será el gran argumento del crecimiento económico del año que viene«.

Algo menos elogioso estuvo Roberto Lavagna, quien criticó al Gobierno por «sacralizar la inversión» como único motor del crecimiento y advirtió que la administración macrista se equivocó cuando supuso que «el sólo cambio de gobierno haría que llovieran las inversiones«.

Para Lavagna, «hay una vieja receta de decir que las inversiones, o como mucho las inversiones más las exportaciones, son el motor de la economía. Aunque no se lo haga explícito, eso significa que el consumo es visto sólo como un residuo, como la consecuencia. El problema es que ese residuo es en grandes números el 75% de la demanda. Como sociedad, nuestra clase dirigente sigue teniendo problemas en encontrar un justo medio. O caemos en el populismo de alentar el consumo sin importar la inversión, lo cual tiene patas cortas o, en el otro extremo, en sacralizar la inversión«.

FUENTE INFOBAE