Para Melconian, devaluar 26% por año no alcanza para detener la salida de dólares

En una entrevista con InfobaeTV, el economista consideró que «la sociedad en algún momento va a ir pidiendo cambios». Dijo que preocupa la sangría de las reservas y la creciente necesidad de pesos

«El nivel de actividad, la tasa de inflación y el nivel de empleo, van a ser variables consecuencias, son el embudo de lo que falta. La tasa de inversión sigue baja, el recupero de la década perdida o desperdiciada, va a tardar», planteó el consultor de empresas y asesor de algunos dirigentes políticos, en diálogo con Willy Kogan en InfobaeTV.

Por tanto, consideró Melconian que «la sociedad en algún momento va ir pidiendo cambios, y el candidato a presidente que mejor la escuche será el beneficiado. Aún la sociedad no habló, sólo dijo que Venezuela no».

Con su clásico estilo metafórico, mezclando el fútbol con las carreras de autos de fórmula uno, el economista destacó que «lo que el gobierno se va a ir desayunando es si quiere seguir obstruyendo o si quiere que la caja en dólares no sea tan negativa. Devaluar al 26% anual sin programa no conmoverá al inversor ni al ahorrista para que cambie».

Definió como obstrucción las políticas de parche que no van al origen de los problemas de los desajustes que enfrenta la economía, los cuales se manifiestan en una alta tasa de inflación, pérdida de reservas de divisas del Banco Central, exceso de gasto público y baja tasa de inversión.

«Obstrucción: las políticas de parche que no van al origen de los problemas», Melconian

Entre ellas, Melconian enumeró «el desdoblamiento del mercado de cambios, cupos a las compras con tarjetas de crédito en el exterior, regalar diferencias de cambio como se propone con la compra de Baade (bono aplicables a desarrollo energético)», pero, inmediatamente agregó, para despejar dudas «en eso no creo en nada».

«El mojón que va ir marcando la travesía hasta fines de 2015, será la inercialidad. Sí donde se pueda, y no donde no se pueda continuar con los instrumentos, en particular con la caja deficitaria en dólares: exportaciones afectadas por pérdida de competitividad, menos turismo, menos energía, menos pago de deuda, cupón de PBI, da menos u$s15.000 millones. Y como no se puede emitir dólares se traba la inercialidad», explicó el economista.

Del lado de la caja en pesos, Melconian advirtió que «hay una necesidad de $80.000 millones hasta fin de año y de otros $140.000 M para el año próximo, manteniendo la nominalidad de la indexación a 30 por ciento».

Restricciones para el próximo gobierno

«El próximo presidente asumirá con el tanque vacío, es decir sin resto para dar 52 vueltas», graficó el economista, «después de una década ganada. Ese será el próximo debate, que deja el gobierno».
En el diálogo con InfobaeTV Melconian consideró que «los candidatos a presidente: Massa, Macri, Cobos, Binner, Scioli,… no van a tener más remedio que dar el debate ante la sociedad sobre las restricciones que enfrentarán para volver a la racionalidad y políticas sensatas, como las que dejaron los presidentes en la región: Chile, Uruguay, Brasil, Colombia: la demanda de decencia, normalidad, racionalidad, rienda suelta al sector privado, no hay país del mundo donde el sector público edifique. Es decir acomodar de la mejor manera los precios relativos, con los costos que eso genera».

A tal efecto, sugirió que los candidatos tomen en cuenta qué pasó en el mundo en los últimos 10 años y comparar con lo que ocurrió en la Argentina en términos de inflación, tipo de cambio oficial y libre, tarifas públicas, salarios, y definir cómo se corrigen los desvíos. «Si las cosas no se hacen, o se hacen mal, el dólar va a subir»; sintetizó el economista.

FUENTE: INFOBAE