Para los empresarios, caerá la inversión productiva y subirá la financiera en 2016

4

Empresarios de distintos sectores tomaron nota del conflictivo escenario que atravesará la economía durante 2016. Según sus pronósticos, la industria, el comercio y la construcción tendrán retracciones en sus actividades producto de las medidas que tomó el Gobierno nacional para hacerle frente a la inflación.

De relación continua con funcionarios de la administración central, hombres de negocios ligados a la actividad productiva dieron por hecho que la Argentina deberá recurrir al crédito internacional porque “las inversiones productivas no serán las que lleguen durante este período al país”, admitió un empresario industrial.

Otra fuente consultada por BAE Negocios señaló que el debate se instaló en el cónclave que organizó, como todos los años, el presidente de Adeba y dueño del banco Macro, Jorge Brito. Allí, junto a funcionarios del Gobierno que participaron del evento, coincidieron en que “la ausencia de dólares para sostener la gobernabilidad tendrá que llegar de la mano de acuerdos internacionales”.

Son dos los puntos centrales a la hora de generar el ingreso de divisas al mercado nacional: el acuerdo con los holdouts y el estratégico viaje que emprendió Mauricio Macri a Davos, en donde buscará dar una imagen de fortaleza política interna con la presencia de su ex competidor presidencial Sergio Massa. Ese fue el análisis que principalmente los banqueros pusieron en el tope de las expectativas el fin de semana de Punta del Este.

Sucede que se espera un retroceso en la capacidad de consumo producto de la devaluación y ante al menos dos meses de negociación para que se concrete un aumento salarial a través de las paritarias que generará la reducción en el consumo, de la inversión inmobiliaria y una consecuente caída de la actividad fabril. “Nadie va a invertir en un momento de tanta incertidumbre en los negocios que requieren mano de obra intensiva”, admitió un integrante de la mesa chica de la poderosa UIA.

En esa escena, los empresarios consultados coincidieron que en esta etapa existirá un “fuerte aluvión” de dólares a través de negociaciones financieras, en donde los bancos serán los principales actores. “Recién para el último trimestre del año se podrá tener un panorama sobre un futuro más cierto para la actividad productiva”, admitió un industrial.

En el encuentro en la estancia Mamá Gansa de Punta del Este hubo un cruce entre banqueros y empresarios industriales cuando un representante de las finanzas les reprochó a los productores por el aumento de precios en las góndolas. Esa remarcación de precios puso en duda el éxito del plan antiinflacionario que puso en marcha la administración Macri. “Los que generan inflación son ustedes, que mantienen tasas de interés altísimas sin considerar las necesidades de la producción”, le respondió uno de los industriales presentes.

El tema precios es el salvavidas con el que se esperanza el sector privado para salir a flote de las negociaciones salariales que se avecinan. Un Banco Central fortalecido de dólares financieros, el control inflacionario y el ajuste de las cuentas fiscales son las variables “imprescindibles” para evitar problemas políticos en el corto plazo, según señalaron los empresarios consultados.

Existe un contrapunto sobre las responsabilidades del aumento de los productos en la venta final. Durante los últimos días supermercadistas apuntaron contra los industriales al sostener que la remarcación se daba en la bajada de los productos de los camiones. Mientras que los fabricantes salieron al cruce de esa responsabilidad y enfocaron su bronca contra los vendedores en góndola.

El FMI rebajó previsiones por China y la crisis de Brasil

Las dudas sobre la desaceleración de China y la profunda recesión de Brasil marcan a la baja las previsiones globales del FMI, divulgadas ayer, que se sitúan en el 3,4% para 2016 y en el 3,6% para 2017. En ambos casos, se trata de dos décimas menos de lo previsto en los anteriores cálculos del organismo multilateral de crédito dados a conocer en su asamblea anual de octubre de 2015 en Lima.

“Las revisiones pueden atribuirse principalmente a Brasil, cuya recesión (causada por la incertidumbre política en medio de las secuelas ininterrumpidas de la investigación de Petrobras) está demostrando ser más profunda y prolongada de lo esperado; a Oriente Medio, cuyas perspectivas están condicionadas por la caída de los precios del petróleo, (…) y a la desaceleración de China”, apunta el organismo en su informe.

China mantiene sin cambios sus pronósticos, con un crecimiento económico estimado de 6,3% este año y del 6% para 2017, dentro de un proceso de ralentización continuado tras cerrar 2015 en el 6,9%, de acuerdo con los datos del FMI. El economista jefe del Fondo, Maurice Obstfeld, reconoció que “persisten varios riesgos” para la evolución de la economía mundial, si bien el organismo “no contempla” una crisis económica a corto plazo.

 

FUENTE DIARIO BAE