Para los buitres, Argentina ya tomó la decisión de ir a default

 

Tras mantener un nuevo encuentro con el mediador Daniel Pollack y la delegación argentina, el fondo NML Elliott de Paul Singer dijo que «el Gobierno argentino dejó en claro que elige ir al default la semana próxima».

A través de un comunicado, advirtió que «los argentinos sólo dijeron que la solución es imposible. Este resultado es desafortunado y completamente innecesario».

Argentina se enfrenta a un plazo límite del 30 de julio para llegar un acuerdo con los acreedores holdouts que le permita cancelar las obligaciones con bonistas que participaron en reestructuraciones de deuda, algo que actualmente está bloqueado por la corte. Si no consigue un trato caerá en default.

NML dijo que estaba preparado para negociar con el equipo del Gobierno argentino y «dispuesto a ser flexible para fraguar una solución. Argentina de nuevo se rehusó a negociar cualquier aspecto de la disputa».

«En cambio, sus representantes simplemente sostuvieron que no hay solución posible», agregó.

«Seguiremos buscando la manera de incluir a Argentina en las negociaciones, pero en este momento hay una total falta de voluntad por parte de Argentina para solucionar el problema», concluyeron desde NLM.

Tras mantener un nuevo encuentro con el mediador Daniel Pollack y la delegación argentina, el fondo NML Elliott de Paul Singer dijo que «el Gobierno argentino dejó en claro que elige ir al default la semana próxima».

A través de un comunicado, advirtió que «los argentinos sólo dijeron que la solución es imposible. Este resultado es desafortunado y completamente innecesario».

Argentina se enfrenta a un plazo límite del 30 de julio para llegar un acuerdo con los acreedores holdouts que le permita cancelar las obligaciones con bonistas que participaron en reestructuraciones de deuda, algo que actualmente está bloqueado por la corte. Si no consigue un trato caerá en default.

NML dijo que estaba preparado para negociar con el equipo del Gobierno argentino y «dispuesto a ser flexible para fraguar una solución. Argentina de nuevo se rehusó a negociar cualquier aspecto de la disputa».

«En cambio, sus representantes simplemente sostuvieron que no hay solución posible», agregó.

«Seguiremos buscando la manera de incluir a Argentina en las negociaciones, pero en este momento hay una total falta de voluntad por parte de Argentina para solucionar el problema», concluyeron desde NLM.

Tras mantener un nuevo encuentro con el mediador Daniel Pollack y la delegación argentina, el fondo NML Elliott de Paul Singer dijo que «el Gobierno argentino dejó en claro que elige ir al default la semana próxima».

A través de un comunicado, advirtió que «los argentinos sólo dijeron que la solución es imposible. Este resultado es desafortunado y completamente innecesario».

Argentina se enfrenta a un plazo límite del 30 de julio para llegar un acuerdo con los acreedores holdouts que le permita cancelar las obligaciones con bonistas que participaron en reestructuraciones de deuda, algo que actualmente está bloqueado por la corte. Si no consigue un trato caerá en default.

NML dijo que estaba preparado para negociar con el equipo del Gobierno argentino y «dispuesto a ser flexible para fraguar una solución. Argentina de nuevo se rehusó a negociar cualquier aspecto de la disputa».

«En cambio, sus representantes simplemente sostuvieron que no hay solución posible», agregó.

«Seguiremos buscando la manera de incluir a Argentina en las negociaciones, pero en este momento hay una total falta de voluntad por parte de Argentina para solucionar el problema», concluyeron desde NLM.

Tras mantener un nuevo encuentro con el mediador Daniel Pollack y la delegación argentina, el fondo NML Elliott de Paul Singer dijo que «el Gobierno argentino dejó en claro que elige ir al default la semana próxima».

A través de un comunicado, advirtió que «los argentinos sólo dijeron que la solución es imposible. Este resultado es desafortunado y completamente innecesario».

Argentina se enfrenta a un plazo límite del 30 de julio para llegar un acuerdo con los acreedores holdouts que le permita cancelar las obligaciones con bonistas que participaron en reestructuraciones de deuda, algo que actualmente está bloqueado por la corte. Si no consigue un trato caerá en default.

NML dijo que estaba preparado para negociar con el equipo del Gobierno argentino y «dispuesto a ser flexible para fraguar una solución. Argentina de nuevo se rehusó a negociar cualquier aspecto de la disputa».

«En cambio, sus representantes simplemente sostuvieron que no hay solución posible», agregó.

«Seguiremos buscando la manera de incluir a Argentina en las negociaciones, pero en este momento hay una total falta de voluntad por parte de Argentina para solucionar el problema», concluyeron desde NLM.

FUENTE AMBITO