Para las pymes, financiarse en la Bolsa resulta casi un 62% más barato que hace seis meses

09-06-2009 /  Desde noviembre del 2008, las tasas de descuento de los cheques de pago diferido vienen registrando caídas consecutivas. Hoy la tasa a 30 días se ubica apenas un punto por encima de la Badlar.

Infografía: Buenos Aires Económico
Para las pymes argentinas, financiarse en la Bolsa hoy resulta casi un 62% más barato que a fines del año pasado. Es que a pesar de la crisis, las tasas de descuento de los cheques de pago diferido (CPD) –el instrumento más utilizado por las pequeñas y medianas empresas para conseguir fondos a través del mercado de capitales– vienen desde hace seis meses recortando posiciones de forma ininterrumpida.
Luego de alcanzar un valor récord de 26,37% en noviembre del 2008, la tasa de descuento promedio ponderada de los cheques avalados (que concentran el mayor volumen de los CPD) entró en una pendiente cuesta abajo que la llevó en mayo a ubicarse en el 16,33%, lo que implica una caída en medio año de 61,92 por ciento.
Si analizamos las tasas por plazos, resulta incluso que en algunos segmentos la baja es aún más pronunciada. Por ejemplo, para aquellos cheques de pago diferido avalados con vencimiento de 91 a 120 días, la tasa se redujo de 29,43% en noviembre del 2008 a 16,57% en mayo último, es decir, 12,86 puntos porcentuales.
En tanto, en las emisiones de 61 a 90 días, la tasa cayó el mes pasado a 15,65%, desde el 26,19% de noviembre del año previo.
“Creo que en general las expectativas económicas se pusieron más a tono con la realidad. El riesgo argentino bajó cerca de 800 puntos este año, se diluyó el tema de que la Argentina no iba a pagar la deuda, la inflación está un poquito más acomodada y el dólar tiene grado de previsión. Y, en definitiva, las tasas no son más que la cuota de riesgo implícita en una economía”, explica Carlos Lerner, jefe del Departamento Pymes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
Sin embargo, según el directivo, objetivamente las tasas de interés de los CPD continúan siendo altas. “Podrían bajar más, pero me parece que la tasa actual es positiva, aunque podemos tener expectativas de que se produzcan nuevos descensos durante este año”, afirma Lerner.

BENEFICIO. Para los empresarios de pymes, no obstante, las tasas conseguidas a través de la negociación de cheques en la Bolsa siguen siendo más beneficiosas que las que ofrecen actualmente la mayoría de los bancos.
Según el contador Héctor Cosentino, titular de HCCN Consultora de Negocios y especialista en pequeñas y medianas empresas, esta sucesiva baja de tasas está estrechamente vinculada con el aumento de la cantidad de inversores en el mercado de capitales que deciden apostar al segmento pyme.
“Los cheques de pago diferido avalados, que son una de las herramientas más elegidas por las pymes para financiarse, no tienen riesgos, porque atrás de éstos hay una S.G.R. (sociedad de garantía recíproca) que los avala. Eso ha llevado a que haya más inversores que elijan estos instrumentos”, señala Cosentino.
Al contar con el aval de una S.G.R., las pymes logran acceder a tasas similares a las conseguidas por las grandes empresas en el sistema bancario.
Entre enero y mayo de este año, el volumen efectivo negociado fue de $305,7 millones, es decir, un 26,8% más que en igual período del año previo. De este total, el 95,8% correspondió a CPD avalados.
A su vez, el número de cheques negociados en la Bolsa llegó a las 11.459 unidades, superando en un 16,4% la cifra registrada durante el mismo trimestre del 2008.
Lerner, en tanto, espera que el monto de operaciones se mantenga este año en línea con el alcanzado el año pasado. “No veo motivos para que el volumen aumente este año. Por el momento, venimos bien en términos de comparación con el 2008. Para nosotros va ser un buen año si logramos repetir el volumen del año anterior”, indica.

TODAS ABAJO. Este descenso en las tasas de los CPD está en sintonía con el recorte sufrido por la tasa Badlar –promedio de los depósitos a plazo fijo de 30 a 35 días de plazo y de más de 1 millón– que en noviembre superaba el 20% y actualmente se encuentra en torno del 12% anual.
De hecho, a la hora de decidir el destino de su dinero, los inversores suelen comparar la tasa de los CPD 30 días podemos ver que la tasa de descuento promedio se encuentra en 13,1%, apenas un punto porcentual por encima de la Badlar que ofrecen los bancos privados.
La liquidez también ayuda. Es que a medida que el dinero en el mercado aumenta, las tasas comienzan a recortar cada vez más posiciones.

MÁS LARGOS. Otro punto a destacar es que desde septiembre del año pasado hasta la fecha, el plazo promedio del total de cheques de pago diferido operados en la Bolsa creció desde 81 a 92 días.
Como parte de esta tendencia, en mayo se volvieron a operar cheques de pago diferido patrocinados en el plazo de 121 a 180 días, algo que no sucedía desde octubre del 2008.

MARÍA EUGENIA BALIÑO