Para la CEPAL, la economía caerá 1,1% en Latinoamérica durante 2016

América latina y el Caribe registrarán este año una contracción de -1,1%, consolidando dos años de bajas consecutivas aunque para 2017 se espera un cambio en la tendencia al proyectarse un crecimiento de 1,3%.

Así lo dio a conocer la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, en una actualización de las cifras entregadas preliminarmente en octubre y que muestran un deterioro en las estimaciones iniciales de dos décimas.

La alta funcionaria de Naciones Unidas atribuyó el panorama a la incertidumbre internacional sobre el futuro de los tratados comerciales, en especial el TLC del Norte y el Transpacífico (TPP) y al complejo momento que vive Europa.

«Estamos en un punto de inflexión. América Latina y el Caribe volverá a crecer pero de manera moderada y sin motores claros que la impulsen», anotó.

Añadió que la recuperación regional «será frágil mientras se mantengan las incertidumbres del contexto económico, en particular las tendencias proteccionistas recientemente observadas».

Planteó que retomar la senda del crecimiento «requiere mucha cautela y revertir la dinámica del proceso de inversión, lo que demanda una importante movilización de recursos financieros».

De acuerdo a las nuevas cifras, la región finalizará 2016 con una contracción promedio de -1,1%siendo América del Sur la más afectada, con una caída de -2,4%, mientras que el Caribe se contraerá 1,7% y Centroamérica tendrá un crecimiento de 3,6%.

El desempleo también se deteriora y podría terminar 2016 en 9% -muy superior al 7,4% de 2015– debido a la disminución de la tasa de ocupación y al aumento en la tasa de participación laboral.

La inflación, en tanto, anota niveles diferentes entre las subregiones. En América del Sur pasó de 9,2% en septiembre de 2015 a 10,9% en igual mes de 2016, mientras que las economías de Centroamérica y México (como grupo) pasaron de registrar una inflación (acumulada a 12 meses) de 2,5% en septiembre de 2015 a 3,4% en septiembre de 2016.

Consultada Bárcena por el crecimiento que tendría América latina y el Caribe en 2017, explicó que ya se observa una mejora en los precios de las materias primas, lo que beneficiaría los términos de intercambio de América del Sur, subregión que repuntaría con un alza en su PIB de 0,9%, mientras que el Caribe crecería 1,3%, principalmente por la actividad turística.

Centroamérica, en tanto, se expandiría 3,7%. Advirtió, no obstante, que la reactualización de tasas en Estados Unidos -en el mismo momento de la conferencia de Bárcena, la Reserva Federal anunció el aumento en un cuarto punto de 0,5 a 0,75 por ciento- «puede conllevar un reacomodo de los precios de los activos financieros, volatilidad financiera y aumentos en los costos de financiamiento para la región».

Ante esta coyuntura, el organismo recomendó a los países seguir fomentando la inversión mediante políticas económicas contra cíclicas, con aumentos de productividad además de medidas fiscales activas y ajustes inteligentes.

Insistió también en la reducción de la evasión y elusión -que llega al 6,7% del PIB regional-, cautelar el gasto público, revisar la estructura de subsidios (especialmente a los combustibles) e incentivos y reorientar hacia la promoción de inversiones y gasto social esencial.

FUENTE AMBITO