Para frenar dólar e inflación, BCRA reculó y llevó tasas de Lebac al nivel previo a la salida del cepo

María Eugenia Baliño

El Banco Central dejó en claro ayer que no está dispuesto a volver a dejar escapar el dólar y que su objetivo de reducir el ritmo de emisión monetaria para frenar la inflación continúa más firme que nunca.

Con el fin de tentar a más bancos, fondos y ahorristas a invertir sus pesos en Lebac, la autoridad llevó ayer la tasa de sus letras internas de corto plazo al 38%, 100 puntos básicos por encima de la subasta del martes previo.

Print

También elevó los retornos del resto de sus letras internas, manteniendo la curva de tasas invertida, lo que revela que espera un relajamiento de la política monetaria hacia el mediano y largo plazo.

De esta forma, el rendimiento de las Lebac a 35 días volvió al mismo nivel de la primera licitación de este tipo comandada por Federico Sturzenegger, el 15 de diciembre pasado, dos días antes de que el recientemente asumido gobierno de Mauricio Macri instrumentara el levantamiento del cepo cambiario.

El Central necesitaba cubrir $48.088 millones en vencimientos y, con esta nueva alza de tasas, no sólo pudo cumplir este objetivo sino además absorber $5.699 millones en esta nueva licitación semanal de letras internas.

Con esta contracción, más las colocaciones por $2.745 millones que realizó en el mercado secundario durante la semana, el Central logró reducir la base monetaria en $8.444 millones a través de estos títulos.

En la city destacaban la fuerte participación de inversores minoristas en la subasta de ayer, atraídos por los interesantes retornos ofrecidos por el BCRA.

Según detalló el Central, ayer recibió ofertas por $59.956 millones por sus Lebac en esa divisa, de las cuales que adjudicó $55.989 millones.

Las tasas de corte se ubicaron en 38% a 35 días; 35% a 63 días; 34% a 98 días; 32,5% a 119 días; 32,25% a 147 días, y 32% a 203 y 252 días.

Ahora se espera que esta suba de tasas logre aplacar nuevamente al mercado cambiario, tal como sucedió la semana pasada, cuando después de que elevara al 37% el retorno de las Lebac, el dólar mayorista pasó de $15,81 a $15,61 en tres ruedas, sin la necesidad de que la autoridad monetaria interviniera en la plaza vendiendo divisas.

La apuesta del Central será continuar atacando el dólar a través de las tasas -incentivando las inversiones en pesos- hasta que comiencen a ingresar a partir de abril las divisas del grueso de la cosecha de soja y en mayo se abran las puertas del crédito externo a partir del acuerdo con los fondos buitre.

El viernes de la semana pasada, después de que el dólar cayera 60 centavos en tres días, en el mercado daban por descontado que el Banco Central mantendría las tasas en la subasta de ayer. Sin embargo, el brusco cambio de rumbo que dio la divisa estadounidense a partir de esta semana cambió las expectativas.

En el mercado secundario, las Lebac a 35 días cotizaban ayer al 37,25%, 25 puntos básicos por arriba de la subasta de la semana pasada.

Con la suba de ayer, la tasa de las letras internas del BCRA a 35 días volvió al mismo nivel de la licitación previa al levantamiento del cepo.

Es por eso que, con los resultados sobre la mesa, analistas y operadores coinciden en que el Central se apuró en empezar a normalizar su política monetaria, obnubilado por la positiva respuesta del mercado tras el fin de las restricciones a la compra de divisas.

 

FUENTE DIARIO BAE