Para el FMI, la Argentina crecerá menos de lo previsto y la inflación superará «levemente» la meta oficial

El organismo prevé un crecimiento del 2,2% para 2017 por la inversión pública y un nuevo impulso del consumo. Qué dijo el Fondo sobre el blanqueo de capitales

Christine Lagarde, directora gerente del FMI, junto al ministro Nicolás Dujovne en Davos.
Christine Lagarde, directora gerente del FMI, junto al ministro Nicolás Dujovne en Davos.

La «menor expectativa» de crecimiento a corto plazo ya se conocía. Mientras que parte del gobierno nacional estaba en el Foro de Davos a la búsqueda de inversiones, el Fondo Monetario Internacional (FMI) adelantó una revisión a la baja del crecimiento de la economía argentina.

Esta semana finalmente se conoció el número. El organismo presidido por Christine Lagarde aseguró que el país crecerá un 2,2% en 2017, contra el 2,7% que había pronosticado a fines del año pasado, y bastante por debajo de las expectativas oficiales del 3,9%, según el último informe reservado del Ejecutivo bajo el nombre «Monitor de la Economía Real».

Ese famoso 3 por ciento tampoco se conseguirá el año que viene. El FMI pronostica que la economía crecerá un 2,8% en 2018, de acuerdo con el informe sobre Perspectivas Económicas de América Latina y el Caribe, que difundió en una conferencia de prensa desde la ciudad de Washington.

Sin embargo, será uno de los avances más importantes de la región. Sólo Perú está por arriba con un crecimiento del 4,3% y Colombia un 2,6%, y así la Argentina crecerá más que Chile (2,1%) y Brasil (0,2%).

El repunte del Producto Bruto Interno (PBI) se dará tras la recesión de 2016, cuyo ritmo de contracción había disminuido en la segunda mitad del año. «Se dará a medida que los mayores salarios en términos reales aviven el consumo, la mayor demanda externa estimule las exportaciones y la inversión pública aumente», aseguró Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

De inflación y  blanqueo de capitales

Para el organismo, también se producirá durante este año un «descenso considerable» de la inflación, aunque estará levemente «por encima» de la meta del Banco Central (BCRA), que estimó para este año entre un 12% y 17% anual.

La meta fiscal del Gobierno se podrá cumplir este año según el análisis del Fondo, por la ayuda extra de entrada de dólares que generará el blanqueo de capitales. «Se espera que los resultados satisfactorios de la amnistía fiscal estimulen en cierta medida la demanda interna y ayuden a cumplir las metas fiscales fijadas para 2016 y 2017», especificó Werner desde el blog Diálogo de Fondo.

FMI sobre la Argentina: “Los mayores salarios en términos reales avivarán el consumo”

«La continuidad del ajuste macroeconómico y los avances en el fortalecimiento del marco institucional ayudarán a apuntalar la confianza de los inversionistas en las metas fiscal y monetaria y a propiciar un repunte de la inversión privada. Al mismo tiempo, es necesario impulsar una reforma en el lado de la oferta para reconstruir las bases que permitan lograr un crecimiento más vigoroso, sostenido y equitativo», concluyó el Fondo en su análisis sobre el país.

Con todo, el bajo crecimiento que tendrá Brasil durante este año no es una buena noticia para los sectores argentinos que exportan al principal socio de la Argentina. El país vecino seguirá con altos niveles de desempleo y de endeudamiento del sector privado que impondrá un «lastre» al consumo.

FUENTE INFOBAE