Para contener la inflación, mantendrán hasta fin de año el plan Precios Cuidados

La oferta de productos se mantendría igual, en torno a los 320. Podrían sumar algunos regionales. El Gobierno busca atenuar el alza de precios antes de dar de baja el esquema

 El Gobierno extenderá Precios Cuidados y también Ahora 12

El plan había sido fuertemente recortado ni bien asumió el actual Gobierno, ya que el equipo económico considera que controlar los precios no sirve para bajar la inflación. De los 520 productos incluidos hasta diciembre, en el relanzamiento quedaron 317, entre los que no figuran los cortes de carne, como tampoco frutas y verduras.
En esa lista, el consumidor puede encontrar aceites, leche, yoghurt, quesos, arroz, azúcar, biscochuelos, cacao, café, caldos, choclo en lata, dulce de membrillo y batata, edulcorantes, esencia de vainilla, fideos, galletitas dulces y de agua, harina, jugos, mayonesa, mermeladas, miel, sal, servilletas, té, vinagre, yerba, gaseosas, vino, aguas, hamburguesas, salchichas, artículos de librería y perfumería, entre otros.
En ese momento había trascendido que sería la última prórroga del plan, pero el contexto económico y la susceptibilidad de la población con la aceleración inflacionaria del primer trimestre modificó los planes oficiales. También se extenderá esta semana el plan Ahora 12, con la inclusión de nuevas ofertas turísticas.
El secretario de Comercio Interior, Javier Tizado, almorzó el lunes de la semana pasada con la comisión directiva de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y le comunicó a los empresarios la decisión de continuar con el programa y les pidió «colaboración» hasta que el Gobierno logre controlar el alza de precios que, según creen en los despachos oficiales, se concretaría en el segundo semestre.

Por ahora, las autoridades no sólo sostienen que no es el momento político para darlo de baja, sino que también la consideran una herramienta positiva para los sectores de bajos recursos, que aún esperan la anunciada rebaja del IVA para la compra de alimentos e indumentaria.

Según las fuentes consultadas, en esta oportunidad el Gobierno no reducirá la oferta de productos, sino que, por el contrario, podría sumar algunos alimentos de empresas regionales, más chicas, que vean atractivo sumarse al programa