El 10 de diciembre, asume el nuevo gobierno en Argentina. Hereda una economía complicada, con una deuda tanto en moneda extranjera como en moneda local, que deberá ser refinanciada, lo cual virtualmente implica un default.

Por otro lado, la inflación del año rondará el 55 %, y las reservas de libre disponibilidad, estarán en el orden de los u$s 11.000 millones.

Se estima una caída del PBI, del 3 %, este índice es el reflejo de la búsqueda que hizo el gobierno saliente del déficit fiscal primario cero, lo que implicó la caída de la actividad económica, con la consecuencia del cierre de empresas, y el aumento de la desocupación

Otra variable a tener en cuenta, es el tipo de cambio, la cotización del dólar oficial, actualmente en $ 63, está encerrada en el CEPO CAMBIARIO, pero él no oficial ya cotiza a $ 70, y lamentablemente es el que refleja la realidad del valor de la moneda extranjera.

Qué medidas podemos esperar del nuevo gobierno en el orden económico

Si bien, nos falta saber quién será el/la próxima/o ministro de economía, inclusive si el cargo se dividirá en distintas áreas de responsabilidad o tendrá un ministro responsable de todas, hemos ya escuchado varias veces al próximo presidente, hablar de “ponerle dinero en el bolsillo a la gente”

Eso implica emitir, y alimentaría la inflación. También hemos escuchado la intención de instrumentar un pacto social, resumiendo el punto central sería el no aumento de precios de productos y servicios por un determinado tiempo (6 meses ¿?)

Que efectos tendría éste pacto, como cualquier otro de éste tipo, en primera instancia, con el dinero extra en el bolsillo de la gente, y los precios contenidos, una sensación de bienestar, pero cuánto durará ¿? Porque la inflación seguiría presionando, y las empresas están muy debilitadas, e imposibilitadas de mayores sacrificios, especialmente las pymes.

El gobierno podrá intentar nuevos impuestos, aumentar retenciones, incrementar tasa de bienes personales, pero además de insuficientes, implica incrementar la presión tributaria.

Quizás el nuevo gobierno, le encuentre la solución al cubo mágico de nuestra economía, pero la complejidad de los escenarios futuros, indican que el veranito inicial, durará muy poco, y se deberá ir a un ajuste, que va contra la ideología del nuevo gobierno, pero que parece inevitable.

Prof. Héctor M. Cosentino   Asesor de empresas

Contador Público (UBA)

Diplomatura en Estrategia de Negocios (IEEC-Univ. Católica LP)

 MBA en Dirección de Empresas (Deusto España)

MBA en Dirección de Marketing Estratégico SUNY (Univ. Estatal de New   York US).

www.cosentino-asociados.com.ar        5411 5376 0730