Nobel de Economía por análisis de precios financieros

Tres científicos estadounidenses ganaron el premio Nobel de Economía del 2013 por investigaciones que han mejorado el pronóstico de los precios de activos a largo plazo, un tema candente desde que la explosión de la burbuja del mercado inmobiliario provocó una debacle financiera global.

«No hay manera de predecir el precio de las acciones y bonos en los próximos días o semanas», dijo la Real Academia Sueca de Ciencias al adjudicar el premio consistente en 8 millones de coronas suecas (1,25 millones de dólares) a Eugene Fama, Lars Peter Hansen y Robert Shiller.

«Pero es muy posible prever el curso amplio de estos precios durante períodos más largos, como los próximos tres a cinco años. Estos hallazgos (…) fueron hechos y analizados por los laureados este año», dijo la academia.

Una mayor comprensión de lo que impulsa los precios a largo plazo puede generar un mejor funcionamiento de los mercados, mientras que el fracaso de los inversores para reconocer cuándo los precios de los activos se han desvinculado de los fundamentos económicos puede crear burbujas.

Ese fue el caso del sector inmobiliario en Estados Unidos, donde el colapso del mercado provocó la crisis financiera mundial del periodo 2007-2009. Algunos observadores han advertido que desde entonces han surgido otras burbujas en los mercados emergentes, impulsadas por la política monetaria ultraflexible de Estados Unidos.

Una serie de trabajos llevó a Shiller a sugerir en el 2005 que el mercado inmobiliario estadounidense podría estar sobrecalentado, mientras que la reciente fortaleza de este sector ha captado nuevamente su atención.

«Hubo un aumento del 12 por ciento el año pasado. Este es un alza de precios muy rápida para este momento y creo que se ha acelerado en parte por la política de la Fed», dijo a Shiller.

«Esta crisis financiera que hemos estado atravesando en los últimos cinco años parece revelar el fracaso para comprender los movimientos de los precios», agregó Shiller después de enterarse de que había sido galardonado con el Nobel.

Por su parte, Fama, favorito desde hace varios años para ganar el Nobel, ha sido llamado el padre de las finanzas modernas y es conocido por investigaciones que muestran que algunos grupos de acciones tienden a tener un rendimiento mejor que el promedio en el tiempo.

Su trabajo contribuyó al surgimiento de los fondos basados en índices en los mercados bursátiles, dijo que el organismo que entregó el reconocimiento.

Peter Englund, un profesor especialista en temas bancarios en la Escuela de Economía de Estocolmo y miembro del comité del premio Nobel, dijo que las investigaciones de Fama han influido profundamente en las finanzas modernas.

FUENTE: AMBITO