Moreno congela precios en principales supermercados para moderar paritarias

En un nuevo intento por contener la inflación y moderar las paritarias de este año, el Gobierno anunció ayer un acuerdo con los grandes supermercados para que congelen los precios de todos sus productos por dos meses, hasta el 1º de abril próximo. En principio, entonces, regirá hasta que comiencen a negociarse las paritarias más importantes.
El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y las grandes cadenas que integran la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) –Carrefour, Coto, Wall Mart, Cencosud, La Anónima y Libertad– acordaron ayer por la mañana que los precios de todos los productos se mantendrán en los valores del 1º de febrero por 60 días. El acuerdo –de palabra– también alcanza a Cooperativa Obrera de Bahía Blanca, que no integra ASU. Según trascendió, en los próximos días podrían sumarse congelamientos en cadenas de electrodomésticos.
“Todos los precios de todos los productos de todas las cadenas de supermercados están congelados por 60 días”, indicaron en Comercio Interior en diálogo telefónico con periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda. “Es una forma de apoyar a una política que estimula el consumo interno. Es bueno para nuestro negocio y para hacer circular la economía, para mantenerla en marcha”, afirmó Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de ASU, en diálogo con El Cronista.
Desde la leche hasta el aire acondicionado forman parte del compromiso no escrito. Habrá instancias de fiscalización: inspectores de Comercio visitarán los comercios, Defensa del Consumidor recibirá denuncias por teléfono y los gerentes de las sucursales enviarán los precios congelados a Moreno una vez por semana.
El acuerdo fue recibido con reticencias por empresas proveedoras y otros comercios retail, como los supermercados chinos. También fue entendido por los gremios como un nuevo intento de contener sus reclamos salariales, que en algunos casos orillarán el 30% (ver pag. 3), luego de que Moreno hiciera hincapié en la necesidad de mejorar la competitividad y que el Gobierno dispusiera una suba del 20% en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.
En la actualidad, existen unos 150 productos bajo el régimen de acuerdos de precios, sobre un total de 2000 productos de consumo masivo, según estimaciones de Miguel Calvete, dirigente de la Cámara de Supermercadistas de origen chino (Casrech).
Según la lógica de Moreno, un acuerdo con el supermercadismo obligará a los proveedores y a los competidores (almacenes y supermercados más chicos) a contener los precios. “Seguramente vamos a adherir en tanto los mayoristas y distribuidores también sean convocados, porque son nuestros proveedores”, aseguró Calvete.
El Gobierno implementa acuerdos de precios con suerte dispar desde 2006, en un intento de contener la inflación que, para el Indec, fue del 10,8% interanual en 2012. Las consultoras privadas midieron un avance de precios de alrededor de 25%, que Moreno rechaza. Según los privados, la inflación de enero fue de entre 2,5 y 2,9%, impulsada por transporte y alimentos.

Dudas

“La efectividad de los acuerdos siempre está en tela de juicio. Es una herramienta para combatir la inflación, sobre todo si el 65% de lo que se vende lo manejan cuatro cadenas de supermercado y el 80% de lo que se consume es de 20 grandes empresas. Permanentemente hay cartelizaciones. Estas no son medidas sustentables para frenar la inflación”, afirmó Calvete.
Para Carlos De la Vega, presidente de la Cámara de Comercio (CAC), el acuerdo por dos meses “es un alivio; la medida tendrá transitoriamente efectos en los mercados y durante ese periodo se debería avanzar con medidas concretas orientadas a lograr que de manera gradual se reduzca la presión sobre los costos y se mejore la competitividad”.

FUENTE: CRONISTA