Moreno busca disciplinar a los bancos y profundizar el control de precios

En el gobierno nacional están convencidos de que el control de precios debe abarcar la mayor cantidad posible de sectores de la economía. Y eso incluye al sistema financiero.

Tras la ofensiva del Banco Central para contener las comisiones que cobran las entidades, ahora el que se sumó a la cruzada es el propio secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

La iniciativa de lanzar una tarjeta de crédito para los consumos en los supermercados fue presentada por las asociaciones que nuclean a las compañías del sector. Pero encontró buena acogida en Moreno. La denominada “SúperCard” (también bautizada por algunos “MorenoCard”), apunta a varios fines. El principal, reducir las comisiones que hoy cobran las tarjetas de crédito por los consumos masivos, en torno al 3%. “No es posible que haya que pagar 3% de comisión, cuando los estándares internacionales no superan el 0,7%”, describen en el Gobierno. Así, la Súpercard –que aún está en una etapa embrionaria– permitiría a los supermercados reducir costos al tener una comisión de sólo 1%, y por lo tanto facilitaría a los comercios el cumplimiento del acuerdo de precios oficial.

Pero claro, la iniciativa también implica un golpe al sector financiero. Dado que los propietarios de las principales tarjetas de crédito del sistema son los bancos. Todavía está en discusión si esta tarjeta (en principio destinada a sectores de ingresos medios y medios/bajos) saldría del Banco Nación o estaría administrada directamente por los supermercados. El Nación ya tiene know how al respecto porque lanzó la Nativa.
Lo cierto es que esta semana Moreno tendrá nuevas reuniones con distintos sectores para avanzar en el plan. Se reunirá con supermercadistas, mayoristas y empresas de logística. La idea también es extender los acuerdos de precios por lo menos 90 días más.

En paralelo, el lanzamiento de una tarjeta de crédito monitoreada por el gobierno nacional serviría como una inmensa base de datos en “tiempo real”, para el monitorear el cumplimiento por parte de los comercios del congelamiento de precios. La intención es que su uso se extienda también a las principales cadenas de electrodomésticos, e inclusive a las estaciones de servicio de YPF.

En diálogo con El Cronista, Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) afirmó: “La idea de una tarjeta de crédito que cobre una comisión de sólo 1% nos parece interesante”. Por su parte, el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, Miguel Ángel Calvete, confirmó que la iniciativa del secretario de Comercio está en debate “hace varias semanas”. Y dijo que “no se ha hablado específicamente que inhiba otros medios de pagos. De ser así no estaría bien porque le quita al consumidor la posibilidad de optar”.

En tanto, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna consideró “absurdo” el comportamiento de los supermercados. “El caso de los supermercados que han dejado de publicar en los diarios sus precios y sus ofertas simplemente porque se los pidió el Gobierno. Es un absurdo”, reprochó.

El presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, calificó de “locura” la iniciativa de Moreno. “El Estado tiene que intervenir cuando hay un monopolio que puede dominar el mercado, pero no tiene que actuar cuando hay una situación de competencia”, dijo. “El de los supermercados es un mercado impresionantemente competitivo y los bancos se sacan los ojos para ofrecer a sus clientes descuentos” en esas terminales de ventas, explicó.
FUENTE: CRONISTA