Moody‘s sigue los pasos de Griesa y baja la nota a bonos del canje con ley local

Se trata de los títulos en dólares con ley argentina que el juez bloqueó para su pago. Analistas coinciden en que el efecto sobre los bonos no será significativo

En sintonía con la orden que emitió el juez Thomas Griesa a principios de marzo, que bloqueó a Citibank el pago de bonos reestructurados en dólares con legislación local, la calificadora de riesgo Moody‘s bajó ayer la nota a estos títulos. En concreto, la agencia dio a conocer que amplió la parte de la deuda argentina que está calificada en Caa2. Esta valoración «refleja el mayor riesgo de impago de la deuda con legislación externa reestructurada de Argentina y, además, ahora, sus obligaciones en moneda extranjera reestructuradas con legislación local, en comparación con el riesgo de impago de otros instrumentos de deuda emitidos por Argentina», sostuvo.
De esta manera, la deuda en moneda local argentina y la que fue emitida fuera de los canjes se clasifica en Caa1, mientras que los títulos que permanecen en default desde 2001 tiene una calificación de Ca. «Para nosotros no es una baja de calificación porque no calificamos bonos individuales; es un ajuste de definición. La Argentina ya entró en default y creemos que se va a mantener así hasta que logre un acuerdo con los holdouts. La perspectiva es negativa por todos estos riesgos pero no vemos un colapso», dijo Gabriel Torres, director de calificaciones soberanas de Moody’s.
Sin embargo, Torres no descartó que Moody‘s amplíe la actual definición de los bonos reestructurados a los que fueron emitidos en dólares fuera del canje, en caso que Griesa decida incluirlos en su fallo más adelante. «Está claro que Griesa ha ido expandiendo sus decisiones con el tiempo. La impresión es que sus decisiones no están siendo acatadas y está imponiendo el riesgo de una ampliación de su fallo», agregó.
Por lo pronto, el evento de crédito no debería afectar a los bonos, según los analistas, aunque los títulos en dólares con legislación argentina cayeron ayer en el mercado local. El Bonar 2024 perdió 2,48%, el Bonar X descendió 2,12% y el Boden 2015 lo hizo en 1,08%.
«Hace mucho tiempo que los inversores dejaron de mirar los ratings de Argentina. Los bonos suben por la expectativa de cambio de régimen. No le veo impacto alguno», dijo Jorge Piedrahita, socio de Torino Capital. Alejo Czerwonko, estratega de mercados emergentes de UBS, concordó: «El efecto debería ser insignificante. Estos bonos ya tenían un rating bien bajo dentro de la categoría junk. Los inversores interesados en Argentina no son a esta altura demasiado sensibles a estos cambios»

FUENTE: CRONISTA