Por estos días, la cotización del dólar ha bajado, hasta alcanzar $ 36,70. Sólo éste número parece haber confundido a las empresas, las cuales, piensan que entramos en un círculo virtuoso.

Pero cuál es la contracara de esto: las altas tasas, que al efecto de hacer inviable cualquier actividad comercial, es lo mismo que estén en el tope de 73 %, o que bajaran al 60 %.

Y cuál es la consecuencia de éstos índices, caída brutal de la actividad económica, con su consecuencia inmediata   de despido de personal y cierre de empresas

Resumiendo, un camino totalmente inviable.

La única actividad que está siendo altamente rentable, es el carry trade, es decir aprovechar el estancamiento artificial del tipo de cambio, y ganar las altas tasas en pesos.

Ahora el estado a decidido por decreto obligar a las empresas a otorgar un bono de fin de año, a sus empleados. Es decir un nuevo castigo a las pymes, que las que han sobrevivido, están al borde de su concurso

El punto es: pueden las empresas, soportar 6 meses esta situación, o llegaremos a un punto de inflexión, donde la situación nos lleve a una explosión.

Las empresas que hayan tomado medidas anticipatorias, podrán sobrevivir

Prof Héctor Cosentino                                          Asesor de Empresas

CP (UBA)    Diplo (IEEC UCA)  MBA (Deusto España)  MBA (SUNY USA)

Cel 54 11 53760730