Millonaria ampliación del gasto lleva el déficit de 2015 a $ 215.089 millones

La ampliación presupuestaria de cada fin de año elevó el rojo del Estado a 7% del PBI. Destinaron recursos a subsidios a energía y transporte y al pago de salarios y aguinaldo

El Gobierno rubricó ayer una ampliación presupuestaria de
$ 133.272 millones para pagar saldar gastos corrientes y de capital, por lo que el año cerrará con un déficit público de
$ 215.089 millones, o más de 7 puntos porcentuales del PBI.
El incremento en los gastos fue tal que más que duplicó el contemplado oficialmente hasta el mes pasado, de $ 91.434 millones. El dinero se destinará a subsidios de energía y transporte, pago de salarios, aguinaldos y jubilaciones y refuerzos para distintos programas de todos los ministerios.
El déficit público de $ 215.089 también echó por tierra las previsiones del ministro de Economía, Axel Kicillof. El 15 de septiembre pasado, al presentar ante el Congreso el proyecto de Ley de Presupuesto 2016, el funcionario proyectó un rojo de $ 138.731 millones. La nueva disposición supera esa estimación en un 55% y es un 339% mayor al déficit contemplado en la Ley de Presupuesto 2015 ($ 49.000 millones).
El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 2358/15 se publicó ayer en el Boletín Oficial, pero tiene fecha 26 de noviembre. La expansión del gasto la saldará la próxima gestión, ya que gran parte de la ampliación presupuestaria se financiará con deuda: $ 79.455 millones.
Según consignó la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), la administración de Cristina Fernández amplió en
$ 13.622 millones las partidas destinadas a pagar salarios y destinó otros $ 59.957 millones a pagar jubilaciones y pensiones.
Dentro del Ministerio de Planificación, el Gobierno destinó otros $ 5300 millones a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para subsidiar electricidad. Los recursos para la «Formulación y Ejecución de la Política de Energía Eléctrica» llegaron así a los
$ 91.490 millones en el año. Además, la cartera de Julio De Vido obtuvo otros $ 2000 millones para programas de vivienda.
El Ministerio de Interior y Transporte recibió más fondos para subsidiar el transporte. Aerolíneas Argentinas obtuvo $ 746 millones adicionales. La aerolínea que dirigirá Isela Costantini a partir del 10 de diciembre terminará el año con $ 5542,5 millones en subsidios, 70,8% más de lo previsto en el Presupuesto 2015.
La cartera de Florencio Randazzo también recibió $ 3630 millones adicionales para subsidiar al transporte automotor. Las empresas de colectivos recibirán así casi $ 28.000 millones en todo 2015. Del otro lado, las partidas destinadas a subsidiar ferrocarriles y vías navegables sufrieron recortes de
$ 2000 millones en conjunto.
La jurisdicción Obligaciones a cargo del Tesoro también registró un importante refuerzo, de $ 10.726,6 millones. La partida Asistencia Financiera a Sectores Económicos recibió
$ 7447,9 millones. El grueso de ese dinero irá a los programas Petróleo Plus y Refinación Plus, con los que el Estado subsidia la producción y refinación de crudo ($ 7325 millones).
La Jefatura de Gabinete, en tanto, recibió $ 123 millones adicionales para el programa Fútbol para Todos, que terminará el año con casi $ 1900 millones gastados.
La ampliación presupuestaria de fin de año es un clásico del kirchnerismo. Pero si antes se utilizaba para repartir el excedente de recaudación resultante de una subestimación inicial de ingresos, en los últimos años la lógica cambió. El DNU 2585 contempló una ampliación de recursos de apenas $ 9607 millones y un aumento de gastos de $ 133.272 millones, lo que incrementó el déficit.
FUENTE CRONISTA