Luz verde de Griesa a Repsol por un demanda contra la Argentina por la expropiación de YPF

Por: Leandro Gabin lgabin@infobae.com

El juez denegó un pedido del país para desestimar la demanda de la compañía española. Dicen que se violaron acuerdos de inversión al nacionalizarse la petrolera sin ofrecer un pago a los accionistas. El país se había comprometido a que si volvía a tomar control de YPF, debía lanzar una oferta para recomprar el total de las acciones

El juez Thomas Griesa, el mismo que tiene el caso de la Argentina contra los holdouts, volvió a darle un golpe al país el viernes pasado. El magistrado tiene en su poder una demanda de Repsol contra el país por la expropiación y nacionalización de YPF.

Griesa, en su último dictamen del 6 de septiembre, se negó a desestimar una demanda colectiva (conocida en la jerga como class action) donde se la acusa a la Argentina de violar acuerdos de los accionistas de la compañía petrolera ante la Securities and Exchange Commission (SEC), o sea el regulador del mercado de capitales de los EEUU.

Repsol inició esta demanda en mayo del 2012. En su primer escrito, que curiosamente recayó en el juez Griesa,dijo que el Gobierno incumplió las obligaciones contractuales que se establecieron en el IPO (la oferta pública de acciones) de YPF en 1993. En ese momento, se emitieron acciones listadas en la plaza de Nueva York mediante ADRs de YPF que recaudaron u$s1.100 millones.

«Para inducir a los inversores a comprar acciones de la empresa en los EEUU, la Argentina asumió la obligación contractual de poner en marcha una oferta pública para todos los tenedores de acciones Clase D de YPF si alguna vezen el futuro tratara de retomar el control de la compañía.

Repsol y Texas Yale Capital Corp., un asesor financiero, representan a un grupo de inversores de YPF que compraron acciones, pero que no recibieron una oferta de compensación adecuada después de que el Gobierno nacionalizó YPF. De ahí que lanzaron esta acción de clase, o sea una demanda con efecto generalizado para todos los damnificados. 

La intención era que el Gobierno lanzara una oferta de recompra de acciones por todo el capital de YPF, llamado en la jerga financiera como «tender offer», para que exista una válvula de escape para los accionistas que quedaron en una empresa bajo control público.

De hecho, en el escrito original, pidían que la valuación de las acciones sean calculadas por la Corte, ya que señalaron que «ha habido una campaña del Gobierno para reducir la valuación de la compañía».

La postura de la Argentina ha sido la de rechazar esta demanda, señalando que la expropiación fue un acto «soberano» y no «comercial» con lo cual no se aplicaría esa cláusula que piden los accionistas.

«Repsol trae esta acción en contra de la República Argentina por supuestamente no cumplir con los requisitos de la Bolsa de Valores. La República busca desestimar la causa basándose en Código de Procedimiento Civil. Pero la petición de la demanda es denegada», dice la resolución firmada por Griesa

FUENTE: INFOBAE