Llegó una mínima señal del BCRA de que puede cambiar la tendencia de las tasas

El mercado financiero se paralizó, atento a la colocación de Lebac del BCRA. La entidad que preside Federico Sturzeneggerdecidió recortar 0,5% los rendimientos de letras, a pesar de la elevada inflación

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central.
Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central.

Fue un vuelo a ciegas. Por eso se operó tan poco en el mercado de cambios. Nadie quería tomar decisiones hasta no saber cómo iba a ser la tasa de corte en la licitación de las Letras del Banco Central (Lebac). Por supuesto que nadie desconocía que ese dato lo obtendrían después del cierre de la plaza. Pero no querían arriesgar.

Había duda entre los operadores y los inversores. La mitad creía en una rebaja de las tasas y la otra, que se mantenían sin cambios. Todo esto era de palabra porque no eran creencias lo suficientemente rigurosas como para hacer apuestas. El derrumbe de la Bolsa por la caída de 2,5 por ciento del petróleo, tampoco colaboraba en la toma de decisiones.

«Para qué arriesgar si pronto se viene un festival de bonos en pesos y en dólares«, señaló un operador en alusión a las emisiones en pesos para cancelar los vencimientos de los títulos atados al dólar y las Letras en dólares para captar el dinero del colchón.

De esta manera, el dólar «hoy», el que compra el público en los bancos y casas de cambio,perdió 6 centavos y cerró a 14,46 pesos. A su vez, el «blue» tuvo una jornada tranquila sin clientes determinados a hacer «puré» (vender dólar «hoy» para ganarse la diferencia con el mercado oficial). Acá la baja fue de un centavo a 14,66 pesos y se acotó la brecha.

En la plaza mayorista, la divisa subió 2 centavos a 14,21 pesos. Este dólar es el que le interesa al Gobierno, que no quiere que se atrase el tipo de cambio y menos cuando el alza de los combustibles está incidiendo en la suba de los costos de los productores agropecuarios.

EL APETITO DEL MERCADO PASA POR LA EXPECTATIVA DE UN «FESTIVAL» DE BONOS

En el OCT-MAE, la plaza de futuros del dólar, todo fue bajas para los vencimientos más cortos pero alzas para los medianos y largos. Fin de mayo cedió a 14,55 pesos y fin de año subió a 16,8749 pesos.

Las reservas bajaron 98 millones a 34.218 millones de dólares. La caída del oro fue una de las causas ya que hizo bajar el valor de estos activos en 25 millones. El Central tiene acumuladas 70 toneladas de oro en sus reservas. A los organismos internacionales y a Brasil, se le pagaron 26 millones.

En el Mercado Abierto electrónico (MAE), los bonos en dólares con legislación local tuvieron cotizaciones dispares. Los negocios en títulos de la deuda subieron a casi 5 mil millones de pesos. El título más demandado con 743 millones de pesos fue el Bonar 2024 que perdió 0,43 por ciento debido a la baja del dólar en la plaza de cambios minorista. En tanto que el Bonar Xque vence en 2017, con escasas operaciones aumentó 0,12 por ciento. El Bonar 2024 corta el cupón semestral de 4,375 por ciento el viernes y es un dato a tener en cuenta para comprender el movimiento de estas ruedas.

En la Bolsa, el índice Merval de las acciones líderes cedió 2,82 por ciento con negocios por 200 millones de pesos, un volumen que muestra que no hubo interesados en defender los precios.

Las petroleras padecieron el retroceso del crudo. Petrobras (-4,85%) e YPF (-2,68%) son los papeles de más ponderación en la confección del Merval. Los bancos también soportaron una fuerte toma de ganancias. Macro (-3,55%), Francés (-3,12%) y Galicia (-2,67%) dieron fe de este movimiento vendedor.

Pasadas las 19 se conoció el dato esperado: las Lebac a 35 días tuvieron una tasa de corte de 37,5 por ciento anual. Si bien la rebaja fue de medio punto, para muchos es «una señal» de que comienza un período de baja lenta y gradual de las tasas. La suba de los combustibles, para el Banco Central, es una amenaza de inflación que hay que tener en cuenta

FUENTE INFOBAE