Llach: «En Argentina, los niveles de inflación son esotéricos»

El prestigioso economista y sociólogo Juan José Llach sostuvo que el alza de precios es la causa central de los principales problemas de la Argentina y calificó de «esotéricos» los niveles de inflación en el país.

Llach propuso «un Fondo para el Desarrollo Humano, con un componente de educación y otro de convergencia» como camino para revertir las disparidades económicas que hay en el país.
«El primero, para apostar a lo principal que hay que hacer para un desarrollo integral, y el segundo, para que las regiones más rezagadas o pobres -en el norte del país y en el GBA- puedan nivelarse gradualmente con las menos pobres. Acompañadas por estos instrumentos solidarios, no veo riesgos sino puras ventajas en mayores potestades tributarias a los gobiernos subnacionales», dijo Llach en un mano a mano con El Cronista.
Al ser consultado sobre los actuales niveles de inflación, el economista los calificó de «esótericos». Según Llach, «tenemos la quinta inflación más alta entre 191 países en un mundo en el que sólo seis están arriba del 15%».
Pero también puso el ojo en otras causas: «Atraso cambiario, cepo, subsidios desbocados, deterioro de los logros iniciales de menor pobreza y más equidad, en menos inversión y menor crecimiento».
Para Llach, el cepo cambiario se puede dejar atrás, pero «gradualmente». «Alentarexportaciones e inversiones, dejar de subsidiar groseramente el turismo», es lo que propone. Otra manera sería, «desdoblar el mercado de cambios, alentando primero oferta allí (lo que bajaría el precio) y en un segundo paso habilitando también demanda».
Al igual que otros economistas, Llach también alertó sobre los niveles de emisión. «Ahora influye bastante porque el gasto público está en 46,9% del PIB y la presión tributaria cerca de 42%, incluyendo el impuesto inflacionario». «Se corre el riesgo de un ajuste forzoso en vez del buen camino que es lograr mayor crecimiento de la economía«, advirtió.
La pérdida de reservas también ocupa su atención. Sostuvo que un nivel de reservas rondando los 33.000 millones de dólares «es opinable», pero advirtió «lo que mata es la tendencia, por cierto insostenible».
Según Llach ese es un problema que preocupa y recomendó como urgente «parar la sangría de divisas». «Lo más importante es un programa de estabilización, sí, pero acompañado de una estrategia de desarrollo», opinó.
Asimismo, descartó la necesidad de tener un superministro de Economía para cohesionar las políticas por delante.  «Lo que sí es necesario es un buen equipo que, sin copiar, mire atentamente lo que hacen la mayoría de los países a los que les va bien», reflexionó.
Al ser consultado sobre el futuro y si la Argentina se está pareciendo a Venezuela, fue sincero: «No, nosotros somos siempre únicos». También ironizó cuando le preguntaron sobre el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien niega que haya subido la carne, el pollo y el pescado: «Para mí que está haciendo un lobby carnívoro. Por las dudas estoy considerando hacerme vegetariano».
FUENTE: CRONISTA