Las expectativas negativas del sector financiero impulsaron al dólar libre

El mercado paralelo del dólar volvió a recalentarse en la última semana. Después de una tregua de casi un mes en el que osciló en un rango cercano a 8,30-8,40 pesos, la divisa en el circuito informal volvió a tomar la senda alcista y trepó 44 centavos o 5,2% desde el 15 de abril pasado.

Los analistas del sector financiero encuentran multiplicidad de causas a este incremento. Por una parte el billete físico volvió a ser considerado un activo de refugio seguro en un marco de inflación elevada, emisión de pesos en torno al 40% anual e incertidumbre sobre la política económica.

Asimismo, una serie de operativos ordenados por la Comisión Nacional de Valores (CNV) en financieras del Microcentro y Puerto Madero acotaron la operatoria en un circuito informal cuyo volumen se redujo a su mínima expresión.

Belén Olaiz, analista de Macroeconomía de Abeceb.com, explicó a Infobae que «hoy el mercado paralelo tiene pocas operaciones, concentradas, porque hay muy poca oferta. El que tiene dólares no los quiere vender, por lo que es muy difícil definir un precio, salvo que hagas trading de muy corto plazo, al vender hoy y comprar mañana».

La caída de las reservas internacionales del Banco Central debajo de los u$s40 mil millones el pasado 17 de abril fue otra luz roja para la expectativa de los mercados. Aún cuando la liquidación de exportaciones del agro intensificó su ritmo y casi equiparó el volumen de años anteriores (acumula más de u$s5 mil millones en el año), este ingreso de divisas al país no se refleja en el haber de la autoridad monetaria.

«Pudo haber tenido un impacto negativo en un año electoral la caída de reservas del Banco Central aún con el ‘cepo’, en un mercado (informal) que hay que recordar siempre que es muy chico y con alta volatilidad que se refleja en este precio, con unimpacto muy fuerte en expectativas. El año pasado se esperaba una cosecha de sojade 55 millones de toneladas y ahora estamos en 48 millones, lejos del récord que se preveía en diciembre», recordó Belén Olaiz.

La semana pasada se conoció que el Ministerio de Economía creó un Fondo Argentino de Hidrocarburos, destinado a «otorgar préstamos y/o efectuar aportes de capital en empresas del sector hidrocarburífero», en las cuales el Estado tenga participación accionaria o el ejercicio de los derechos económicos y políticos, como YPF y Enarsa.

Este fondo involucrará hasta u$s2.0