Las acciones argentinas extienden la caída en Wall Street

Los ADR de bancos argentinos y empresas de energía encabezaron las pérdidas.
Los ADR de bancos argentinos y empresas de energía encabezaron las pérdidas.

El mundo se está reacomodando al sacudón político por la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de los EEUU. Pero este giro sorpresivo también deja su huella en el plano económico y financiero.

Mientras que el índice Dow Jones de Industriales, referencia de las bolsas de Nueva York, alcanzó precios máximos históricos, las bolsas de países emergentes acusaron severos retrocesos y sus monedas se devaluaronfrente al dólar.

Este viernes, el índice Dow Jones de Industriales defendió con dificultad el récord histórico: avanzó un leve 0,2%, hasta los 18.847 puntos. El tecnológico Nasdaq ganó 0,5%, mientras que el promedio S&P 500 cedió 0,1 por ciento.

A tres días de la consagración electoral de Trump, descripto como conservador y promotor de políticas proteccionistas y de barreras comerciales para apuntalar a la producción norteamericana, hubo acciones de empresas argentinas que acumularon pérdidas de 9%, aunque este comportamiento pudo adjudicarse también a los títulos de compañías insignia de México o Brasil.

Los fondos inversores se estuvieron desplazando de posición en las últimas horas luego de conocido el resultado de las elecciones en la madrugada del 9 de noviembre pasado. Así dejaron un tendal de ganadores y perdedores, en los EEUU y el mundo.

Los analistas asignaron esta dinámica dispar en Wall Street al reposicionamiento que están haciendo los inversores después de la sorpresiva victoria del magnate neoyorquino. En Wall Street las empresas tecnológicas, estrellas del mercado en la última década, perdieron a manos de las tradicionales empresas del sector real, como automotrices, mineras, petroleras y farmacéuticas. Los grandes bancos también acumularon considerables ganancias.

El presidente de la firma Goldman Sachs, Lloyd Blankein, declaró que una futura administración de Trump va a significar «impuestos más bajos y menos regulación», lo que justifica el avance manifestado por Wall Street.

Para siderúrgicas como Tenaris y Vale la llegada de Trump al poder es una oportunidad de negocios

A escala internacional, ese flujo de inversiones castigó a los activos emergentes y se reubicó en papeles de empresas que concentran su actividad en países centrales.

En tres jornadas la petrolera estatal YPF perdió 3,8% de su valor en dólares (de USD 16,63 a 16). Los bancos argentinos asumieron grandes bajas: Grupo Galicia (-9,2%), Banco Macro (-8,6%) y Banco Francés (-5,1%).

Telecom resignó 3,6% desde el cierre de operaciones del 8 de noviembre. Entre las empresas eléctricas profundizaron los números rojos Edenor (-6,5%) y Pampa (-8,4%).

Por supuesto, no fue un fenómeno restringido a la Argentina. Grandes conglomerados de América Latina vieron cómo el valor bursátil de sus activos se desplomó en las últimas horas.

Brasil recibió un fuerte golpe devaluatorio del real que se extendió por tres ruedas. El dólar comercial en San Pablo avanzó 6% desde el miércoles, a 3,39 reales. Las acciones de Petrobras cedieron en ese período 15%, desde los 11,43 a los 9,70 dólares.

En contraste, las acciones de la minera Vale progresaron 2,5 por ciento. Vale es la mayor productora de hierro del mundo, y como proveedora de empresas de los EEUU podría mantener firmes sus exportaciones a ese mercado si crece la industria norteamericana.

Más destacada aún fue la mejora de Tenaris, que acumuló una ganancia en dólares de 8 por ciento (de USD 28,61 a USD 30,88). La siderúrgica del grupo Techint es la mayor productora de tubos sin costura para la industria petrolera y tiene parte de su actividad radicada en los EEUU.

Entre las firmas perdedoras sobresalieron las cotizantes mexicanas. Trump adelantó su intención de imponer barreras comerciales y recibió fuerte repudio internacional su proyecto de alzar un muro en la frontera con México para restringir la inmigración.

La cementera Cemex descendió -16,4% desde el miércoles pasado y América Movil, el gigante de las comunicaciones de Carlos Slim, se hundió 16 por ciento.

OTRO TRASPIÉ DEL MERVAL

El panel Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires bajó 3,5% al cierre del viernes y acumuló una pérdida de 9,3% en cuatro ruedas. En la última semana restó 6,5 por ciento.

El índice Merval terminó en 15.659 unidades.

«La novedad política en Estados Unidos causa revuelo con un marcado aumento de la volatilidad según las estimaciones sobre los sectores favorecidos y desfavorecidos por la nueva administración», indicó un reporte de la consultora VaTnet.

La mala racha de la Bolsa porteña estuvo sincronizada con el recorrido del índice Bovespa de la bolsa de San Pablo, que en la jornada cayó 3,3% y descendió hasta los 59.183 puntos.

El precio del petróleo de Texas (WTI) bajó 2,8% y cerró en USD 43,41 el barril, con un descenso acumulado del 1,5% en la semana, la tercera baja semanal consecutiva.  El descenso está ligado al exceso de oferta en el mercado y las pocas posibilidades de que los principales exportadores de crudo estén dispuestos a reducir sus cuotas de producción. El crudo Brent cedió 2,4%, a 44,75 dólares.

FUENTE INFOBAE