Lagarde vuelve a advertir por daño que puede provocar la crisis fiscal en EEUU

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, alertó del impacto global negativo que tendría una falta de acuerdo para aumentar el tope de la deuda de EEUU el 17 de octubre.

«El cierre parcial de la administración es suficientemente malo, pero el fracaso a la hora de elevar el techo de deuda sería mucho peor, y podría dañar seriamente no solo la economía estadounidense, si no toda la economía global», afirmó Lagarde en una conferencia en la Universidad George Washington.

«Es crítico que esto se resuelva lo antes posible», subrayó la directora gerente del Fondo.

La administración de EEUU cumple hoy su tercer día de paralización parcial después de que el Congreso fuese incapaz de alcanzar un acuerdo sobre un nuevo presupuesto, lo que ha provocado el cese de operaciones de numerosos servicios públicos y la suspensión de empleo de cientos de miles de funcionarios federales.

Se espera que la incertidumbre fiscal en EEUU se mantenga dado que en apenas dos semanas el Tesoro estadounidense ha anunciado que alcanzará el techo de deuda federal, de 16,7 billones de dólares, lo que amenaza con situar al país al borde de la suspensión de pagos.

Por otro lado, Lagarde señaló que la normalización de la política monetaria en EEUU que ha aplicado un agresivo plan de estímulo, debe ser gestionada «muy cuidadosamente».

«Dado que esta normalización afecta a tantos mercados y gente en todo el mundo, EEUU tiene una responsabilidad especial: aplicarla de manera ordenada, vinculada al ritmo de la recuperación y empleo, y comunicada claramente», subrayó la ex ministra de Finanzas francesa.

El discurso de Lagarde se produce una semana antes de que el FMI dé a conocer sus nuevos pronósticos de crecimiento global en el marco de la reunión anual del organismo y el Banco Mundial que se celebrará en Washington del 8 al 12 de octubre.

FUENE:AMBITO