La reducción de encajes acelera la demanda de dólares y esperan más equilibrio esta semana

ARTIR

Facebook
Twitter

María Eugenia Baliño
ebalino@diariobae.com

Entidades financieras recomponen posiciones

La reducción de los encajes bancarios dispuesta el jueves pasado por el Banco Central ya tuvo su primer efecto en el mercado, pero no sobre las tasas, tal como apuntaba la medida, sino sobre el tipo de cambio.
Con los cerca de $30.000 millones que se liberaron tras la baja del porcentaje de depósitos que las entidades financieras deben mantener inmovilizado para hacer frente a retiros de efectivo, en la city porteña esperan una mayor demanda de dólares para los próximos días, que ayudaría a absorber el ingreso de divisas producto del blanqueo y las colocaciones de deuda.
Según operadores, los bancos aprovecharán esta mayor liquidez para recomponer posiciones en moneda estadounidense, aunque el negocio principal continúa pasando por la tasa de pases que ofrece el BCRA.
Es de esperar, dicen en las mesas, que el tipo de cambio se mantenga más equilibrado esta semana.
El último viernes, gracias a una mayor demanda por parte de las entidades financieras, el dólar mayorista rompió una racha de seis bajas consecutivas al recuperar 5 centavos. Así, tras tocar máximos de $15,47, finalmente cerró a 15,45 pesos.
«Esta modificación en la regulación monetaria (por la reducción de los encajes) derivó en varias opciones financieras y, entre ellas, era de suponer que también afectaría al mercado de cambios, ya que los bancos desde el inicio de la rueda comenzaron a demandar la divisa norteamericana», señaló Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios.

EL DÓLAR MAYORISTA ROMPIÓ UNA RACHA DE
SEIS BAJAS CONSECUTIVAS AL RECUPERAR 5 CENTAVOS

«Del lado de la oferta de dólares siguieron los exportadores cerealeros liquidando muy poco, pero hubo préstamos del exterior que siguen ingresando», agregó.
A pesar de este envión que se espera desde los bancos en los próximos días, en el mercado coinciden en que el tipo de cambio continuará manteniéndose débil en el corto y mediano plazo.
«El dólar está metido dentro de una burbuja; no lo pueden mover mucho por las elecciones legislativas. Cualquier movimiento va a ser dentro de un margen muy acotado», afirmó Héctor Cosentino, asesor financiero de empresas.
Y agregó: «Un dólar controlado da la sensación de que la economía está tranquila pero un dólar que se dispara te puede hacer perder las elecciones».
De acuerdo al Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) de febrero, publicado el jueves por el BCRA, analistas esperan que el dólar mayorista rompa la barrera de los $16 recién en mayo ($16,20) y que en agosto (el último mes consultado) se ubique en $16,8, para cerrar el año en 18 pesos.
Los precios pactados el viernes pasado en el mercado a futuro del Rofex indican que los inversores esperan que el dólar cierre abril a $15,91, mayo a $16,15 y para octubre, el mes de las elecciones legislativas, alcance los 17,31 pesos.
En las pizarras, el dólar acompañó la tendencia del mayorista y cerró en torno a los 15,70 pesos.

FUENTE