La producción industrial cayó 1,5% en abril y sumó 21 meses negativos

La producción industrial alcanzó en abril una racha de 21 meses de caídas consecutivas, tras registrar una baja de 1,5% en su medición contra igual período del año pasado, según la información difundida por el INDEC.

Respecto de marzo pasado, la actividad experimentó una suba de 0,4% en términos desestacionalizados y de 3,7% con estacionalidad, siempre según el Estimador Mensual Industrial (EMI).

La actividad industrial del primer cuatrimestre de 2015 con respecto al primer cuatrimestre del año anterior presenta caídas de 1,8% tanto en la medición con estacionalidad como en términos desestacionalizados, señaló el organismo.

La medición oficial fue inferior a la detectada por el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres, que según proyecciones propias el sector manufacturero tuvo en abril una caída de 2,1%.

Para la estadística oficial, nuevamente el flojo desempeño de la industria automotriz fue el que presionó a la baja el indicador.

La fabricación de vehículos automotores presenta una merma de 11% con respecto al mes de marzo pasado y una caída de 20,7% con respecto a abril de 2014.

En el primer cuatrimestre de 2015, la producción automotriz muestra una disminución de 17,5% en comparación con igual período del año anterior.

El bloque de la industria alimenticia experimentó una suba de 4,9% en abril respecto de igual período de 2014, según la medición oficial.

Por otra parte, la industria textil experimentó una retracción de 6,3% en la comparación interanual, mientras que la refinación del petróleo creció 8% y la metalmecánica creció 9,5%.

El bloque de productos minerales no metálicos registró en abril una suba de 6,9% respecto de igual mes del año anterior y la elaboración de cemento tuvo un aumento de 13,3%.

Con referencia a la encuesta cualitativa industrial, que mide expectativas de las firmas, el 76,3% anticipa un ritmo estable en la demanda interna; el 15,8% de las empresas prevé una baja y el 7,9% vislumbra un aumento.

El 76,7% de las firmas estima un ritmo estable en sus exportaciones totales; el 15,2% anticipa una suba en sus ventas al exterior y el 8,1% prevé una caída.

El 85,3% de las empresas no espera cambios en los stocks de productos terminados; el 9,8% anticipa una baja y el 4,9% vislumbra un aumento.

FUENTE BAE