«La oferta a los holdouts va a ser similar al canje de deuda de 2010»

La noticia se conoció en el mismo momento en que la presidente Cristina Kirchner daba su discurso anual frente a la Asamblea Legislativa. La Cámara de Apelaciones de Nueva York le pedía a la Argentina que hiciera una oferta de pago para los bonistas que no ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y de 2010.

Después de que el país se enfrentara a los tres jueces el miércoles, las sensaciones que habían quedado no eran las mejores para la Argentina. Pero las noticias que llegaron el viernes cambiaron los ánimos entre los funcionarios.

“No somos triunfalistas, pero ahora estamos hablando de uno de los argumentos argentinos y no del pago del ciento por ciento en efectivo. El país tiene capacidad y voluntad de pago, pero tenemos leyes argentinas y un compromiso con los acreedores que no vamos a vulnerar”, afirmó Boudou.

Durante una entrevista que ambos dieron al diario Página 12, Lorenzino reafirmó el posicionamiento argentino: «Tratamiento igualitario es pagarles a todos de la misma forma y poner fin al tema. Por eso vamos a presentarle a la Corte una propuesta que esté en línea con la oferta que hicimos en 2010«, sostuvo.

La decisión de la justicia neoyorkino es clara: Argentina deberá pagarle a los bonistas en default. Pero todavía no especificó de qué manera. Lo que está claro, es que el país no aceptará cancelar el 100% de la deuda, lo que sería un golpe para las finanzas nacionales, que además abriría la puerta a nuevas juicios millonarios.

«Nosotros no vamos a hacer nunca una propuesta más desfavorable para Argentina que la que se llevaron los bonistas en 2010. Tampoco podemos hacerlo», sostuvo Boudou.

Para Lorenzino, en tanto, es positivo que la Corte le pregunte a la Argentina qué significa la oferta de 2010. «Nosotros no estamos convenciendo a los buitres para que participen, estamos convenciendo a los jueces«, aseguró.

«Pudimos dejar instalado en el tribunal una visión distinta de la que venían dando el juez Griesa y los buitres. Ahora hablamos de uno de los argumentos argentinos y no de un pago del ciento por ciento en efectivo», agregó el ministro.

En tanto, el Vicepresidente resaltó la «voluntad de pago» de la Argentina, pero no a cualquier precio. «Tenemos leyes argentinas que no vamos a vulnerar y tenemos un compromiso de negociación con los acreedores que no vamos a vulnerar. Nosotros no vamos a hacer nunca una propuesta diferente de la que se llevaron los bonistas en 2010. No vamos a hacerlo y no podemos hacerlo», reiteró.

Además, Lorenzino dejó en claro que un fallo adverso en la Corte implicaría un grave problema para el país.

«Perjudicaría a todos y comenzaría una nueva saga de juicios. Los buitres que no entraron al canje 2005 y 2010 pero no están representados en esta demanda vendrían a pedir lo mismo. Quienes participaron de los canjes reclamarían igual tratamiento que los buitres, con demandas por una suma cercana a los 43 mil millones de dólares», concluyó.

FUENTE: INFOBAE