La necesidad de pesos por el inicio de mes aportó a la baja del dólar libre

Necesidades estacionales de divisas para atesoramiento, vacaciones y obligaciones por importaciones presionan desde hace semanas al mercado de cambios. Así como éstas generaron un importante incremento en el dólar «libre» o «blue» en los últimos dos meses, también repercutieron en la reversión de su precio en las dos jornadas financieras en el transcurso de febrero.

El dólar en la plaza informal retrocedió con fuerza, desde valores máximos históricos, ayudado por necesidades de circulante de privados por inicio de mes. Después de tocar los 8 pesos al promediar la actividad del viernes, el dólar paralelo cayó 28 centavos o 3,5%, a 7,72 este lunes.

«Estamos viendo algunas ventas de dólares por necesidades de pesos por inicio de mes, situación que descomprimió algo al mercado dentro de una plaza muy tranquila», dijo un operador a Reuters. «En la primer parte de la rueda también tuvimos al Banco Central vendiendo algunos dólares«, agregó.

En el mercado marginal «tuvimos algunas ventas de dólares que podrían provenir de alguna mano amiga (operador alineado con el Gobierno)», explicó un agente bursátil.

«La baja del dólar marginal es notoria y creo que seguirá sin solución de continuidaduna vez sorteado el requerimiento extra del último recambio de vacaciones. Es mi opinión», expresó a Nosis Carlos Zuco, analista de mercados.

«Creo que hubo una burbuja en el dólar, aún en estos niveles. Está más cerca de un precio de burbuja que de uno que refleje los fundamentals de la Argentina. La gente actúa con la memoria y el corazón, e históricamente, cuando hay incertidumbre, la gente se va al dólar«, puntualizó Miguel Kiguel, economista de Econviews.

«Todavía tiene espacio para bajar si no hay errores de política económica grandes. Ahora, por qué baja o sube día a día, no lo puedo explicar», acotó Kiguel, por radio El Mundo

FUENTE: NFOBAE