La historia de la manta corta es una constante en la economía argentina, veamos:

ACCION EFECTO CONSECUENCIA
Sube  el dólar Se va a precios Sube la inflación
Ancla al dólar Distorsiona  Balanza comercial Aumenta déficit
Suba de tasas Seca la plaza Menor actividad
Baja de tasas Sube el dólar Se va a precios
Obra pública Aumenta actividad Sube la inflación
No Obra pública Baja actividad Aumenta desempleo
Suba de tarifas  Baja déficit  Baja  actividad + Inflación

 

Este cuadro elemental, refleja cinco acciones que ha llevado adelante el gobierno, el problema está, que las intentó realizar todas en forma simultánea, es decir tiró de los dos extremos de la manta al mismo tiempo, intentó bajar el déficit, anclar el dólar, controlar la inflación y realizar obra pública, y el único resultado posible, es ROMPER LA MANTA

Los políticos siempre piensan en las próximas elecciones, partiendo de esta premisa, ajena a la economía, pero que influye en ella, hubiese sido mejor estrategia realizar obra pública fuertemente en los dos últimos años de este período, es decir 2018 y 2019, sobre la fecha de las próximas elecciones.

Esto hubiese permitido, los dos primeros años de la gestión, haber combatido la inflación, con las herramientas monetarias mencionadas más arriba.

Una vez controlada la inflación, se hubiese tenido una base sólida para incrementar la actividad utilizando la obra pública.

Y ahora, cual es el camino ¿?

Reducir la obra pública durante seis o nueve meses, aunque afecte la actividad parece ser el único camino, para, restringiendo la inyección de moneda al mercado, puedan tener efecto las medidas monetarias que implementa el BCRA

Es decir, solucionar los problemas de uno a la vez, y no continuar tirando de los dos extremos de la manta, porque ya hemos visto los resultados