La industria siderúrgica se contrajo más del 10% en marzo

El deterioro de la competitividad cambiaria y la retracción que mantiene la demanda de la rama terminal automotriz y artefactos para el hogar deprimió la actividad fabril. Competencia creciente de China

La producción de acero crudo en el último mes fue de 429.800 toneladas, un 8,9% inferior a la de un año antes, mientras que la elaboración de hierro primario se contrajo 26,2%, a 293.000 toneladas.

La estadística de la Cámara Argentina del Acero dio cuenta además de que la elaboración de productos laminados terminados en caliente sufrió sendas caídas de 19,5% en lo que respecta a los no planos (tubos y cables) y 5,4% en los planos, con un resultado agregado inferior en 12,6% al nivel que se produjo un año antes.

Como consecuencia de semejante retroceso, la CAA indicó que el primer trimestre cerró con sendas bajas de 4,5% en la producción de acero y 13,7% en la de hierro primario, en comparación con igual tramo de 2014. Mientras que en lo referente a los laminados acumularon sendas mermas de 14,8% en los no planos y 2,2% en los planos.

EL TRIMESTRE CERRÓ CON UN MARCADO RECESO

Inquieta la creciente oferta externa

«Según informa la Asociación Latinoamericana del Acero, las exportaciones de acero laminados desde China al mundo siguen incrementándose y también hacia América Latina. De hecho, en este primer bimestre de 2015, China embarcó hacia la región latinoamericana 1,7 millones de toneladas de acero laminado, 41% más que las 1,2 millones de toneladas registradas el año anterior», alerta la Cámara Argentina del Acero.

El trabajo de Alacero agrega que «las exportaciones chinas de productos manufacturados con acero (productos metalmecánicos) hacia Latinoamérica fueron en este bimestre de 7.075 millones de dólares, 9,4% superior a las del año anterior».

En el caso particular de la Argentina, la oferta de producto proveniente del país asiático creció aún más: pasaron de 366 a 454,6 millones de dólares, esto es, creció 24%. «Actualmente, en momentos en que su crecimiento económico ha bajado, su sobrecapacidad de producción, superior a las 300 millones de toneladas, está impactando en todo el mundo, con exportaciones de acero y también de productos metalmecánicos, concretadas muchas veces en condiciones de comercio desleal. Esta situación pone en peligro la sustentabilidad de la industria regional y una enorme cantidad de puestos de trabajo de toda la cadena siderometalúrgica», alerta la Cámara Argentina del Acero.

FUENTE: INFOBAE