La industria acumuló en diciembre 9 meses de caída

Un índice privado registró un receso de 0,5% en el último mes respecto de un año antes. En 2016 se contrajo 3,8 por ciento

La rama de la metálica básica fue una de las más afectadas por la crisis en Brasil
La rama de la metálica básica fue una de las más afectadas por la crisis en Brasil

El Indice de Producción Industrial de la consultora Orlando Ferreres OJF acusó desde abril de 2016, cuando empezó a ubicarse por debajo del nivel de un año antes, un receso de 5,5% en valores nominales, y 6,1% respecto del pico corregido por estacionalidad que registró en junio de 2015.

En el caso puntual del nuevo dato de la actividad fabril correspondiente a diciembre las ramas más contractivas en comparación con el año previo fueron las manufacturas de tabaco 22,9%; metálica básica 13,3% y en menor medida bebidas 6,7% y refinerías de petróleo 4,6%. En el otro extremo se ubicaron la reactivación del sector automotriz, con 7,5% y plásticos 7%, y en menor medida de alimentos 3,5 por ciento.

La industria sufrió un receso de 6,1% respecto del pico que había tocado en junio de 2015

De ahí que el promedio general exhibiera una baja de 0,5%, la menor de todo ese ciclo recesivo ininterrumpido de nueve meses.

La buena noticia que trajo el indicador privado es que por segundo mes consecutivo diciembre cerró con aumento respecto del período inmediato anterior corregido por estacionalidad: 1,9%, luego de recupero de 3% en noviembre.

Arrastre estadístico positivo

De acuerdo con las estimaciones de la consultora del economista Orlando Ferreres «2016 finalizó con una contracción en la industria manufacturera
próxima de 3,8%, en un entorno de marcadas heterogeneidades entre los diversos segmentos, que responde no sólo a la lógica particular de cada uno de ellos, sino a su exposición a las decisiones de política local y a un contexto internacional poco favorable».

Dentro del rubro de alimentos y bebidas se contraponen las realidades de una industria que sufrió la retracción de la capacidad de consumo de los hogares, al tiempo que aquellos sectores vinculados a la actividad agropecuaria reaccionaban ante los nuevos precios relativos.

Los técnicos de la consultaron destacaron que «el segmento de minerales no metálicos fue el reflejo del parate verificado en la construcción privada y pública, mientras que la industria automotriz (entre otras) vio afectada su dinámica por la crisis económica y política de Brasil».

De todas formas, las perspectivas se presentan favorables, a la luz de la reactivación intermensual por segundo período consecutivo, traccionado por la reanimación de los pedidos de la industria brasileña.

FUENTE INFOBAE